Los buenos tiempos de la inversión quedaron atrás: Merrill Lynch

La inversión bruta fija avanzó 6.6% anualizado en diciembre, por debajo de las expectativas de 7.5%. El desglose muestra que la inversión en el sector de la construcción aumentó 3.4% (-0.17% mes a mes), mientras que la inversión el sector de maquinaria y equipos aumentó 10.1% (3.97% mes a mes).

El 6.6% sorprendió a la baja tanto al consenso del mercado como a nosotros. Sin embargo, la sorpresa desapareció una vez que notamos que el INEGI revisó los datos de inversión (Chart 1). La nueva sorpresa con los datos revisados es que la inversión de hecho alcanzó los niveles previos a la crisis a finales de 2010, lo que implica que la inversión tiene poco espacio para crecer en el futuro, en nuestra opinión.


La revisión de los datos fue más alta para el sector de maquinaria y equipos

Los datos de la inversión fueron revisados considerablemente a partir de la primera mitad de 2009. De acuerdo con el INEGI, las revisiones obedecieron a los nuevos datos y la metodología para ajustar los cálculos mensuales y anuales. Con los números revisados, la inversión fue más alta de lo que se pensaba a fines de 2010, y la actual desaceleración en la inversión es ligeramente más pronunciada (Chart 1).

Como resultado, el crecimiento anual de la inversión en 2010 se revisó a 6.4% de 2.4%, mientras que para el 2011 aumentó a 8.7% de 7.6% (Chart 2). El ritmo del componente del sector de maquinaria y equipos fue revisado en gran medida a 17.1% de 4.3% en 2010. Más aún, las revisiones del INEGI muestran que la maquinaria y los equipos importados crecieron alrededor de 17.8% en vez de 0.8% en 2010. Las tasas de crecimiento en la construcción fueron marginalmente recortadas y la inversión en la construcción permaneció esencialmente sin cambios en 2010. Hay que considerar que el desglose entre la inversión pública y privada será publicado la próxima semana, junto con los números de la demanda agregada durante el cuarto trimestre de 2011.

La inversión alcanzó los niveles previos a la crisis a fines de 2010

Los datos revisados mostraron que la inversión alcanzó los niveles previos a la crisis a fines de 2010, apoyado por un fuerte crecimiento en la inversión en el sector de maquinaria y equipos (Chart 3). Los niveles revisados de la inversión general están en línea con el rezago típico con el que la demanda doméstica sigue a la demanda externa. Sin embargo, la inversión en la construcción apenas alcanzó los niveles previos a la crisis y se desaceleró en el cuarto trimestre en el margen, por lo que todavía tiene terreno por recuperar.

La inversión se desaceleró notablemente a finales del año pasado, principalmente debido al componente de la inversión en maquinaria y equipos importados. Este componente registró tasas de crecimiento negativas en términos ajustados por estacionalidad desde julio hasta octubre, como consecuencia de la depreciación del tipo de cambio real, aunque registró un fuerte crecimiento de 6.4% mes a mes en diciembre. Hay que considerar, sin embargo, que el dato de diciembre es un dato preliminar, y que esperamos que eventualmente INEGI lo revise a la baja. El dato final podría estar alrededor de 4.5%, de acuerdo con nuestras estimaciones.

Los niveles actuales de inversión implican menos espacio para crecer

Utilizamos nuestro modelo macroeconómico para pronosticar la inversión para el 2012 (ver Investment slowdown risks harder landing ahead). Nuestro escenario central es uno en el que el PIB en México crece 3% y en Estados Unidos crece a 1.9%. Nuestro modelo también toma en cuanta variables como el tipo de cambio real, que asumimos que se continuará apreciando el resto del año, así como los CDS a cinco años, que asumimos permanecerán en los niveles actuales.

Estimamos que la inversión fija bruta se desacelere a 5.7% anualizado en términos reales de 8.7% en 2011. Hay que notar que nuestro nuevo pronóstico es mayor que nuestro estimado previo de crecimiento de 5% anualizado, pero hay que considerar que éste último consideraba una base de comparación mucho más baja. Nuestro pronóstico implica un ligero rebote en el primer trimestre, principalmente como resultado de la apreciación del tipo de cambio, pero después tiene una tendencia decreciente que coloca la tasa de crecimiento en 5.14% anualizado en el cuarto trimestre de 2012 (Chart 4). La tendencia es consistente con la desaceleración en Estados Unidos, como lo prevé nuestro equipo de economistas de Estados Unidos (ver Recession risks: low now; high later).

Un riesgo al alza en nuestro escenario es que la actividad en Estados Unidos crezca por arriba del 1.9% que supusimos. Calculamos que la elasticidad a largo plazo está cerca de 1; por lo que si Estados Unidos logra crecer a 3%, la inversión en México podría crecer a una tasa cercana a 7% en 2012. Otro  riesgo al alza es que la inversión en el sector de la construcción aumente más rápidamente de lo que prevemos, aunque eso requeriría mayor financiamiento al sector, en nuestra opinión. El mayor riesgo a la baja es la gran depreciación del tipo de cambio real, que podría traer tasas negativas de crecimiento de las importaciones de maquinaria y equipos, lo que a su vez podría hacer que la inversión en su conjunto disminuya.

Carlos Capistrán, economista en jefe para México Merrill Lynch Of America

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”OFhsudhRbnU”]

Deja un comentario