10 consejos para mejorar tu salud cardiovascular

Las enfermedades de corazón son las más frecuentes entre la población adulta. La angina de pecho y el infarto de miocardio son la primera causa de muerte e invalidez en los países desarrollados.
Los estudios epidemiológicos y la investigación básica han demostrado que las enfermedades del corazón de origen isquémico tienen un origen multifactorial. Los denominados factores de riesgo tales como el hábito de fumar, el sedentarismo, el estrés, la diabetes, el aumento del colesterol, la hipertensión y el sobrepeso entre otros, aumentan considerablemente el riesgo de padecer angina de pecho o infarto de miocardio. Para evitarlos, es importante adoptar medidas preventivas contra ellos.

Si sigues los consejos que te sugerimos a continuación, tendrás mejor calidad de vida y reducirás el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

  •     No fumes

Evita el tabaco y contribuye activamente a que no fumen a tu alrededor y en tu entorno. No sólo evita las enfermedades cardiovasculares sino que también disminuye el riesgo de padecer cáncer de pulmón.

  •     Haz ejercicio

Andar media hora al día es suficiente para mejorar tu corazón. Deja el ascensor dos pisos más abajo que el tuyo y sube andando por las escaleras; aparca el coche un par de manzanas lejos de casa; baja del autobús o del metro una parada antes de la que lo haces habitualmente; pasea con la familia o con tus amigos antes de cenar. Hay mil y una formas de andar media hora al día sin necesidad de vestirse de deporte. Cualquiera es suficiente.

  •     Evita el estrés en lo posible

Disfruta al máximo de tu vida, tómate las cosas con optimismo. La mayoría de las veces estar “estresado” no te va a beneficiar en absoluto ni tu trabajo va a salir mejor y más deprisa. Tomarse las cosas con buen humor y con calma mejorará tu corazón.

  •     Vigila tu dieta

En España tenemos el privilegio de tener una de las cocinas más saludables para el corazón, la dieta mediterránea. La comida rica en legumbres, verduras y pescados, el aceite de oliva y la ingesta de huevos con moderación (no más de dos a la semana) te servirán para prevenir la arterioesclerosis y las enfermedades cardiovasculares.

  • Evita el sobrepeso

Procura mantener el peso que te corresponde por tu constitución, edad y altura. Te sentirás mucho mejor y podrás hacer ejercicio más cómodamente. El sobrepeso recarga tu corazón que tiene que trabajar más de la cuenta para poder mantener dicho exceso. No lo dudes, la dieta mediterránea te ayudará a mantener el peso que te corresponde.

  •     Regula tu tensión arterial

Hay unas cifras máximas para cada edad que no deben ser rebasadas. Si te han encontrado la tensión alta, acude a tu médico para que te confirme y diagnostique si tienes hipertensión y te dé un tratamiento adecuado. El tratamiento te permitirá reducir tu riesgo cardiovascular.

  •     Controla tu diabetes

Los pacientes diabéticos tienen un riesgo cardiovascular más elevado si no se controlan de forma adecuada. Además pueden padecer otras enfermedades que limitan considerablemente su calidad de vida. El seguimiento estricto de un tratamiento para la diabetes es fundamental para tu salud.

  •     Vigila tu colesterol en la sangre

Los niveles elevados de colesterol en la sangre contribuyen al desarrollo de las enfermedades isquémicas del corazón. En algunos casos será suficiente una dieta adecuada para normalizar tu colesterol. En otros, puedes precisar de tratamiento médico. En cualquier caso, y al igual que la hipertensión y la diabetes, un buen control de tu colesterol, reduce el riesgo cardiovascular al mismo nivel que el de aquellas personas que no tienen tensión arterial elevada, ni diabetes, ni colesterol.

  •     Checa tu salud

Aunque te encuentres bien, visita a tu médico al menos una vez al año para que te haga un chequeo. Con cierta frecuencia los chequeos sirven para descubrir alteraciones que al principio no dan síntomas y que son más fáciles de controlar y tratar. Prevenir es curar.

  •     Lleva una vida sana

Contribuye a que a tu alrededor tus allegados adquieran buenos hábitos. Cuanto más jóvenes adquieran dichos hábitos, mejor calidad de vida tendrán y menos riesgo cardiovascular en el futuro.

http://www.mujeractual.com/salud/recomendaciones/corazon2_2.html

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”QMVYG_Id_e4″]

Deja un comentario