Buen comienzo de la actividad económica en 2012: Banamex

Datos recientes sugieren que la actividad económica probablemente registró un fuerte repunte en enero de 2012. El viernes (marzo 23) el INEGI dio a conocer las cifras del índice global de la actividad económica ─el proxy mensual del PIB. Datos publicados correspondientes al desempeño de la economía en el primer mes del año apoyan una perspectiva optimista. La producción industrial (PI), por ejemplo, repuntó con fuerza en enero, al crecer 0.8% mensual y 4.2% anual versus promedios de
0.2% mensual y 3.2% anual en el 4° trimestre de 2011.

Estos resultados de la PI son también un buen augurio para los servicios relacionados con el comercio, lo que junto con el alentador resultado de las ventas al menudeo en el mes (aumentaron 0.9% mensual), nos lleva a prever que el componente de servicios del IGAE reportará también un sólido incremento: 0.9% mensual y 4.7% anual frente a promedios de 0.1% mensual y 4.4% anual en el último trimestre de 2011. El buen desempeño de la industria y de los servicios fue, seguramente, suficiente para compensar un probable deterioro en la producción del sector primario del IGAE (suponemos esto sobre la base de los efectos negativos de la sequía en varias regiones del país).

En suma, prevemos que el IGAE creció 0.7% mensual y 4.4% anual en enero, las que serían sus mayores tasas en cuatro meses.

En cuanto a febrero, las cifras han también mejorado, aunque hay que tener en cuenta que el efecto calendario del año bisiesto juega a favor de datos fuertes.

La producción de vehículos automotores ligeros, en términos de unidades, aumentó 24.1% anual en febrero, luego de un decepcionante 1.2% anual en enero. En tanto, las ventas locales de dichos vehículos crecieron 11.5% en el mes, su mayor ritmo anual en cinco meses. En el mercado de trabajo, la generación de empleos en el sector formal está recobrando impulso, al aumentar 4.4% anual en febrero, siguiendo a tasas de 4.3% y 4.0% en enero y diciembre, respectivamente.

Por su parte, las ventas al menudeo reportadas por la ANTAD — la asociación comercial que agrupa un número importante de establecimientos minoristas — crecieron a su mayor tasa real anual en tres meses: 9.0% las ventas en tiendas totales en febrero frente a un promedio de 6.0% en los dos meses previos; hay que tener en cuenta el día adicional (aunque con igual número de días de fin de semana) frente a febrero de 2011. En cualquier caso, y teniendo en cuenta estas cifras así como las tendencias recientes observadas para la construcción y las compras de bienes de capital – ambas relevantes para estimar la tendencia de la inversión fija bruta – anticipamos hasta ahora un crecimiento del IGAE cercano a 6.0% anual en febrero.

Sobre las fuentes de crecimiento, estimamos contribuciones más equilibradas entre la demanda doméstica y la externa en el primer trimestre. El cambio en contribución es ya evidente en las cifras de oferta-demanda recientemente publicadas para el cuarto trimestre de 2011. En ese trimestre la demanda total creció 3.9% anual, su tasa más baja en ocho trimestres. Este comportamiento fue determinado por una desaceleración en las exportaciones de bienes y servicios, a un ínfimo 2.9% anual, mientras que el crecimiento de la demanda doméstica fue más firme, 4.2% excluyendo variación de inventarios.

Para este trimestre, esperamos que la demanda local crezca 4.4% anual. En tanto, para las exportaciones de bienes y servicios, basados en la recuperación de la producción manufacturera en EUA, reflejada ya en sus cifras de enero-febrero, prevemos un crecimiento de 6.6% anual, lo que implica una contribución más equilibrada de ambas fuentes de demanda.

Marzo se observa aún incierto, y podría ser crucial para determinar la sostenibilidad del repunte actual. Por ahora, mantenemos sin cambio nuestras estimaciones del crecimiento del PIB, aunque los riesgos para el pronóstico se están inclinando al alza. Aun cuando nuestra revisión de datos muestra claramente un buen inicio de la actividad económica en 2012, la actividad en marzo podría resultar critica para determinar si ese desempeño es un rebote o refleja una tendencia alcista subyacente.

Incluso si esto último es el caso, la consolidación de las tendencias antes mencionadas probablemente tomará unos meses más.

Como resultado de ello, hemos decidido mantener por el momento nuestros pronósticos de crecimiento del PIB de 3.7% para el primer trimestre y de 3.3% para todo el 2012. Sin embargo, reconocemos que hasta ahora, algunos resultados de actividad económica sugieren un riesgo al alza para nuestra previsión del primer trimestre, que a su vez implica riesgos en la misma dirección para nuestra estimación de crecimiento del PIB de todo el año.

Eduardo González, analista de Banamex

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”6HBND4RDAhE”]

Deja un comentario