¿Cómo y para qué adoptar tecnología?

Por falta de presupuesto, conocimiento o simple decidía muchos empresarios no han adoptado tecnología en su empresa lo cual los pone en desventaja frente a la competencia, y es que de acuerdo con cifra de la Secretaría de Economía sólo alrededor de 30% de las PyMEs cuentan con soluciones que mejoren su productividad.

Es verdad que algunas herramientas resultan incosteables para una pequeña empresa, sin embargo, gracias a las innovaciones, hoy existen cada vez más opciones a la medida y nuevas tecnologías adecuadas para el sector, aunque lo más importante antes de adquirir alguna es tener en claro qué se busca obtener.

Algunos empresarios deciden hacer una fuerte inversión en soluciones tecnológicas buscando mejorar sus procesos, pero el éxito se basa no sólo en encontrar la operación a mejorar sino obtener toda la capacitación necesaria para sacar provecho a largo plazo.

EMC recomienda a los pequeños y medianos empresarios centrar sus esfuerzos e inversiones en los rubros: Manejo de los clientes; Manejo de las finanzas; y Productividad de los empleados.

“Estos tres aspectos se verán afectados a la hora de la adopción de tecnología. Una estrategia de negocios coherente y un mercado atractivo pueden poner a una PyME en  camino a ser competitiva contra cualquier compañía dentro de su segmento, sin importar el tamaño que sea”, afirma la compañía.

Antes de decidir alguna compra EMC aconseja lo siguiente:

– Evaluación. Se debe elaborar un análisis detallado, así como identificar los procesos críticos de negocio aquellos que, por su naturaleza, son susceptibles a una mayor productividad o un incremento en la eficiencia con base en la implementación de la tecnología, es importante saber cuáles pueden entregar resultados en el menor tiempo posible y con el mínimo esfuerzo e inversión.

– Definición de objetivos. La implementación de tecnología no debe basarse en  la adopción generalizada de otras compañías (la moda de una tecnología en particular) o porque la ofrece un proveedor particular. La claridad de los objetivos es esencial, se tiene que entender lo que se desea obtener.

– Medición. La medición y reporte de resultados juegan un papel muy importante en la justificación de los presupuestos, en particular en aquellos relacionados con aspectos críticos de una compañía, tales como la nómina, mantenimiento de líneas de producción, generación de valor hacia los clientes, etc. en este punto debe identificarse el caso de negocio así como el Retorno de Inversión.

Sobre el tipo de tecnología a elegir EMC expone que es necesario identificar las soluciones que optimicen la efectividad, productividad y simplifiquen la administración.

También existen otras herramientas tecnológicas que ayudan a las empresas a lograr sus objetivos, como son: herramientas de análisis y de relacionamiento con clientes, automatización de flujo de negocio y soluciones de colaboración.

Rodrigo Calleja, Especialista para Mercado PyME de EMC México, comentó también que es relevante la educación sobre nuevas soluciones, así como las características técnicas, comerciales y de negocio. La adopción de acuerdo a requerimientos técnicos y presupuestos La continuidad después de la implementación con mantenimiento y soporte post-venta. Además de garantizar la seguridad

“La tecnología impulsa a las PyMEs a la nueva administración del futuro, brindándoles la confianza del éxito garantizado donde existe una toma de decisiones más rápida y la capacidad de mejorar el negocio”, finalizó Calleja.

Ariadna Cruz

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”8AvVgE6jDF4″]

Deja un comentario