Elije el mejor seguro para tu empresa

Contratar un servicio que responda ante alguna emergencia es una de las mejores maneras de garantizar la continuidad de tu negocio, la dificultad del tema consiste en que para una pequeña empresa determinar qué tipo de seguro es el adecuado implica entender las distintas características que pueden cambiar de acuerdo a la localidad e industria específica.

American Express, en su servicio de Open Small Business Network, afirma que los seguros son una de las responsabilidades más descuidadas en las pequeñas empresas, lo cual conlleva un alto riesgo de cierre permanente o el trastornar de manera importante su situación patrimonial.

La razón que ha encontrado la firma es que muchos pequeños empresarios creen, erróneamente, que no pueden afrontar el gasto de la cobertura, sin considerar que el costo por el riesgo es mayor y casi imposible de cubrir, de hecho por dicha razón en algunos casos son los mismos proveedores, entidades, clientes y colaboradores quienes exigen contar con este producto financiero.

American Express recomiendo a los empresarios que les es difícil determinar qué tipo de seguro debería tener su negocio acudir con:

• Un asesor financiero especialista en el tema.

• La cámara o asociación que corresponda a su industria.

• El organismo encargado de los seguros en el país, en el caso de México la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (www.amis.org.mx).

Algunos de los seguros empresariales que pueden interesarte son:

– Póliza de dueño de empresa. Proporcionan cobertura para la propiedad (fuego, viento, robo, etc.), responsabilidad civil (lesiones de una persona en la empresa o a causa de su producto), suspensión de las actividades de la empresa y, en algunos casos, cobertura contra accidentes.

• Seguro de responsabilidad profesional.  Protege financieramente contra reclamos por negligencia, errores, omisiones o acciones inadecuadas en el desempeño de sus responsabilidades.

• Seguro para automotores de uso comercial. Cubren el daño físico que pueda sufrir el automóvil, pero no cubren el contenido del mismo.

• Seguro de responsabilidad de productos. Protege ante los casos de daño a un usuario o a la propiedad de un usuario provocados por un producto que la empresa fabrica.

• Seguro para equipos especializados. Para los equipos que no se adaptan fácilmente a la cobertura estándar o que son utilizados de maneras poco usuales. Por ejemplo, se puede aplicar cobertura a cámaras profesionales, computadoras, dispositivos para análisis o demás elementos que la empresa utiliza fuera de las instalaciones y quedan cubiertos en caso de robo, pérdidas o destrucción.

Para los empleados:

• Seguro de invalidez. Cubre en los casos en que no se puede trabajar por enfermedad o lesión. Las pólizas generalmente aseguran entre el 40 y el 60% de los ingresos brutos.

• Seguro laboral contra accidentes. Cubre a los empleados en el caso de accidentes relacionados con el trabajo.

Ariadna Cruz

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”ABealPm08RQ”]

Deja un comentario