Mejor gestión del gasto reduce costos y aumenta productividad

Para todas las empresas lo más importante es aumentar sus ventas y verlas reflejadas en su crecimiento y desarrollo, no obstante todos sus esfuerzos, en ocasiones dejan perder oportunidades por no realizar un análisis de las áreas en las que podrían mejorar, como en el caso de su gestión de gastos.

Para contribuir a la rentabilidad de las compañías es necesario que las operaciones de los procesos se realicen de forma analítica y estructurada para transformar las oportunidades en un diferencial para el negocio. Esa es la propuesta de Aquanima, firma cuyo fin es optimizar la gestión del gasto de sus clientes.

La empresa de Grupo Santander ha trabajado con sectores como: agricultura, construcción, educación, financiero, manufactura, mayorista, retail, servicios, tecnología y telecomunicaciones, clientes que han logrado reducciones promedio del gasto de 14%.

A través de un modelo de Gestión Integral del Gasto que está basado en el conocimiento de los mercados y proveedores locales y globales, Aquanima propone un enfoque integral, es decir, un análisis de 360 grados alrededor del gasto, inversión y cualquier tipo de erogación que una empresa lleve a cabo con el objetivo de diseñar estrategias efectivas y proyectos acorde a las necesidades de cada cliente.

Germán Quevedo, Director General de Aquanima México, explicó, “tienes que estar seguro de que estás gastando bien porque cualquier erogación es dinero que va directamente a la rentabilidad, por ello ofrecemos una metodología probada que aplica las mejores prácticas de abastecimiento para garantizar la excelencia operacional”.

El directivo señaló que cualquier gasto puede dividirse en tres etapas:

– Planificación. La llamamos el ayer del gasto. Como ejemplo podemos mencionar una empresa que fábrica un producto y requiere el empaque para su distribución, en esta etapa se decide qué tipo vas a usar, cajas de cartón, madera o plástico y en ese momento nosotros agregamos valor ilustrando opciones que el mercado ofrece porque tenemos base de proveedores y experiencia en la industria.

– Contratación. Cuando ya se sabe qué se va a comprar, se elige por ejemplo caja de cartón, llegamos a la etapa dos que llamamos el hoy del gasto. Aquí apoyamos para obtener el mejor precio y la mayor calidad para el volumen y tipo de producto que se necesita. Se definen las características, como espesor y color, y se invita a todos los proveedores relevantes porque es diferente consumir mil a 10 mil cajas. A través de una negociación transparente y competitiva se asegura el mejor precio. Apoyamos con nuestra experiencia, con base de proveedores, herramientas electrónicas y de negociación.

– Control. Cuando ya tienes el acuerdo con el proveedor con el precio ideal llega la etapa tres cuando se empieza a gastar y es importante medir si se está gastando lo que se decidió, no más ni menos, porque puede ser que no consideraste costos de envío, merma, el almacén, y es mayor el gasto,  es igual de malo si es menor porque tienes que entender que está pasando a lo mejor no es la caja que querías o hubo una falla en la negación.

De acuerdo con Quevedo si se logra el desarrollo de estas etapas de manera efectiva se optimizas el gasto, por ello la compañía ofrece primero un diagnóstico sin costo para identificar áreas y tamaño de oportunidad, entonces plantea un proyecto en el que se compromete a generar ahorros y se cobra sólo si se consiguen.

Conoce más sobre este servicio en www.aquanima.com

Ariadna Cruz

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”PlfbDli7upU”]

Deja un comentario