PyMEs mexicanas, las menos optimistas de Latinoamérica

Pese a que las PyMEs mexicanas consideran que su situación es mejor que el año pasado, a futuro sólo el 53% es optimista pues debido a nuestro tamaño de economía y la situación financiera inestable a nivel mundial muchos empresarios temen un menor dinamismo económico en los próximos 12 meses.

Lo anterior se dio a conocen en la quinta edición del estudio Business Monitor Latinoamérica, una encuesta patrocinada por UPS que busca conocer la situación de las PyMEs en la región respecto a diversos aspectos de su vida cotidiana.

Este año se trató con los dueños de empresas con menos de 250 empleados, temas como clima de negocios, situación económica, perspectivas de comercio global, competitividad, Tecnologías de la Información y responsabilidad social.

Con base en los resultados UPS concluye que las mayores áreas de oportunidad para el sector están en construcción y servicios profesionales que se brindan bajo el modelo outsourcing tales como tecnología, mercadotecnia y asesoría legal.

Luis Flores, Gerente de mercadotecnia de UPS México, habló en entrevista de los desafíos que los empresarios identifican para este 2012, “las barreras que tienen las PyMEs a nivel Latinoamérica es encontrar personal capacitado, pero específicamente en México es el costo de los energéticos”.

Señaló que para la mitad de los encuestados las políticas de gobierno impulsan la competitividad, sin embargo señalaron que deben destinarse más recursos en apoyo a la educación, “ésta se vuelve clave en las PyMEs porque cada persona que contratan debe tener talento porque su desempeño afecta a toda la organización”, dijo Flores.

En el caso de México otro tema que preocupa a los empresarios son las oportunidades de financiamiento porque cuando sus clientes les piden crédito y plazos más largos se ven en problemas por falta de liquidez.

Sobre los planes de las organizaciones respecto al comercio exterior el estudio indica que la perspectiva positiva creció tres puntos porcentuales, “después del susto de la recesión ya están empujando hacia afuera, el 75% en México tiene pensado hacer o ya hacen comercio exterior lo cual significa que están diversificando su portafolio de clientes y proveedores y los hace más fuerte ante un vaivén económico”, comentó el directivo.

Para ocho de cada 10 entrevistados en la región, la apertura económica a nivel global es positiva por lo cual estiman sus perspectivas de exportación en los próximos 12 meses como iguales o mejores, sin embargo, lo que más preocupa es la confiabilidad de sus proveedores en otros países, cuánto tiempo va a tardar la mercancía en llegar y problemas de aduana.

Sobre su nivel de adopción de nuevas tecnologías actualmente las empresas utilizan las redes sociales para estar más cerca de clientes y proveedores así como hacer campañas de ofertas, “es un nuevo canal donde hacen negocios y se ponen al mismo nivel que una gran empresa”, dijo Flores, no obstante los empresarios limitan el uso de estas herramientas por la lentitud de Internet y los riegos de virus, “lo cual es un área de oportunidad para empresas de protección de datos”.

Finalmente por primera vez se les preguntó a los empresarios sobre su participación en programas de responsabilidad social, la mayoría de ellos señaló ser parte de programas de medio ambiente y en menor medida apoyar a asociaciones no gubernamentales y a la comunidad, no obstante consideraron conveniente participar en educación por lo cual UPS anticipa que en breve crecerán las opciones al respecto como la entrega de becas.

Ariadna Cruz

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”f6BX9CfF8hk”]

Deja un comentario