Cómo evitar deudas adicionales

Si fuera posible, durante este período es importante lograr que la persona a quien trata de ayudar evite endeudarse o aumente la deuda existente. Si bien puede ser difícil no pedir dinero durante esta crisis, ínstelos a:

  • Tratar de utilizar sólo efectivo cuando hacen compras
  • Llevar un registro de los gastos si fuera necesario utilizar la tarjeta de crédito, para que no se sorprendan al recibir el resumen.
  • Prescindir de los préstamos contra el sueldo con altos intereses y a corto plazo que pueden.
  • Provocar un ciclo de endeudamiento creciente.
  • Obviar los retiros de efectivo con tarjetas de crédito a altas tasas de interés.
  • Ante la imperiosa carencia de efectivo, el primer recurso será tocar los ahorros existentes.

En caso de que las previsiones o inversiones no cubran las cuentas pendientes y necesiten pedir dinero para cancelarlas, procure que intenten:

  • Acudir a familiares o amigos de confianza para solicitarles un pequeño préstamo,
  • Reunirse con un representante del banco para analizar opciones de créditos personales y/o de corto plazo.
  • El siguiente nivel de alternativas sería:
  • Recurrir a su préstamo hipotecario si fueran propietarios, refinanciando la hipoteca, obteniendo otro préstamo hipotecario o bien abriendo una línea de crédito con garantía hipotecaria. Sin embargo, antes de hacerlo controle cuidadosamente qué tipo de tasa de interés tiene dicho préstamo o línea de crédito. Aún cuando posea una hipoteca subyacente a tasa fija (es decir, hipoteca sobre la vivienda de la cual quiere “sacar fondos”), el préstamo o crédito que le ofrecen podría tener una tasa de interés ajustable. Las tasas de este tipo de préstamo son variables. Inicialmente, puede contar con pagos mensuales más bajos que los préstamos a tasa fija, pero tales pagos pueden aumentar a medida que la tasa sube.
  • Obtener un préstamo contra los ahorros de jubilación acumulados mediante un plan de retiro 401(k) o una cuenta de jubilación individual.
  • Retirar fondos del plan de ahorros de jubilación.

No obstante, deben tener en cuenta que dichos préstamos pueden implicar riesgos significativos. Por ejemplo, un préstamo hipotecario queda asociado a su vivienda y si no se pueden cancelar los pagos, podrían perderla. Si bien le pueden cobrar intereses por obtener un crédito sobre su préstamo hipotecario o ahorros jubilatorios, conseguir fondos directamente de su plan de retiro 401(k) probablemente originará el pago de penalidades e impuestos sobre el monto que retire. Además, reduce la cantidad total de los ahorros que acumuló para su jubilación, es decir, deberá recalcular el monto que necesita ahorrar para dar un paso adelante en sus objetivos jubilatorios.

Recurra a estas fuentes de dinero en forma cautelosa, únicamente después de examinar otras opciones menos costosas para cerrar la brecha financiera y sólo conjuntamente con una planificación que contemple las maneras de buscar probables fuentes adicionales y reducir los gastos. Considere reunirse con un profesional en materia financiera y un asesor impositivo antes de tomar decisiones económicas significativas.

http://www.ahorrando.org/Templates/ah/Content.aspx?id=1697

Deja un comentario