El precio de la piratería

Son muchos los dueños de micro, pequeñas y medianas compañías, quienes para realizar sus actividades administrativas, prefieren usar software ilegal para ahorrarse unos pesos. Lo que ignoran estos empresarios es que más allá del momentáneo beneficio económico que obtienen, pueden hacerse acreedores a una serie de problemas que podrían generarles mayores y constantes gastos.

De acuerdo con un estudio realizado por Prince & Cooke y la asociación Business Software Alliance (BSA), hasta octubre de 2010, la pequeña y mediana empresa (PyME) mexicana estaba invadida por ataques de virus y pérdidas de información debido a que, en América Latina, se ubicaba en el segundo lugar en utilización de software pirata y uso ilegal de programas.

Entre los principales daños experimentados por los negocios encuestados en México, 14.5% fueron fallas críticas en sus sistemas y 10.9% pérdida de información.

En cuanto a los problemas generados por suministros apócrifos de impresión, HP señala que a la fecha, el uso de estos productos tiene un impacto global de 3 mil millones de dólares anuales en la industria de insumos de impresión. Al mismo tiempo 2.5 millones de puestos de trabajo y más de 150 millones en recaudación fiscal se pierden como resultado de actividades de falsificación sólo en economías del G20.

Además a partir de 2011, compañías presuntamente infractoras de derechos de propiedad intelectual relacionados con software empezaron a remitirse a investigación fiscal, por posibles ilícitos en materia impositiva, relacionados con las mencionadas infracciones de software.

¿Cómo es que a pesar de estos problemas generados por la piratería, su consumo sigue siendo tan alto? HP sostiene que muchas de las empresas que utilizan programas ilícitos, lo hacen por desconocimiento: pagan por productos originales, pero reciben copias piratas.

“El blanco de la piratería somos todos: tiendas, empresas privadas y consumidores en general. Cualquiera podría pensar que está comprando un producto original, cuando no es así” mencionó Luis Pablo Alcalá, Gerente de Programas para Américas de HP.

“Ante esta situación, en HP queremos ayudar a nuestros clientes a distinguir cuando un producto es original de uno falsificado para evitar el engaño. Es por ello que hemos decidido utilizar todas las herramientas tecnológicas a nuestro alcance para combatir la piratería.”

Frente a dicha situación, la empresa ha lanzado una serie de herramientas que tienen como objetivo distinguir cuando un producto es original de uno falsificado para evitar el engaño. Ejemplo de ello es HP Mobile Authentication, una herramienta móvil de verificación de autenticidad de cartuchos originales.

Entre los beneficios del programa está la simplicidad de uso, ya que con sólo tener una aplicación de lectura de códigos QR en el celular o tablet, cualquier persona puede verificar la autenticidad del cartucho de tinta o tóner originales HP antes de adquirirlo, o en casa antes de abrir el paquete.

Otra medida de prevención es la inspección física del producto. Si muestra derrames, si parece haber sido abierto anteriormente o tiene residuos de pegamento, tiene grandes posibilidades de ser un producto falsificado.

“Es importante tener en cuenta que una de las posibles consecuencias para el usuario final es la pérdida de su inversión en equipos de impresión, pues la garantía HP no cubre daños provocados por cartuchos que no son originales,” específico Alcalá.

Otra herramienta diseñada por HP a fin de que los usuarios puedan verificar que los cartuchos que están utilizando son originales es Authenticated Rewards, que ofrece recompensas por el uso de productos originales; así, cuando el consumidor compra cartuchos HP originales califica para obtener promociones y descuentos.

Cruzada nacional contra el uso de software ilegal

Para reforzar este tipo de programas a favor de productos originales, la BSA México inició a partir del 23 de abril una estrategia nacional de 50 días de acciones intensivas contra el uso ilegal de software en diferentes entidades del país.

La estrategia, que forma parte de la campaña ¿Qué traes en tu sistema?, tiene el propósito de lograr reducir el uso de software ilegal en el sector productivo nacional, ya que su uso en las empresas “lastima el clima de legalidad de los negocios, distorsiona las sanas condiciones de competencia en el mercado y tiene repercusiones directas para las propias empresas”, explicó Kiyoshi Tsuru, director general de la BSA México.

Tsuru explicó que la campaña cuenta con el apoyo del Instituto Mexicano de Contadores Públicos “con el afán de que las empresas adviertan sobre las implicaciones financieras y fiscales que conlleva hacer uso de software ilegal, y contemplen la implementación de programas de gestión de activos de software”.

“Es importante que las empresas realicen una revisión minuciosa a sus inventarios de software, que analicen la situación del uso que le están dando a sus licencias y se cercioren de contar con el soporte administrativo de su licenciamiento”, concluyó el directivo.

Las acciones que realiza la BSA en el país desde 2006, han logrado que México haya reducido sus índices de piratería de software en cinco puntos porcentuales al pasar de un 63% a un 58% en el año 2011.

Karina Hernández Barrera

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”9zGRTJldpvo”]

Deja un comentario