¿Cómo estar preparado para la crisis?

Con la persistente inestabilidad económica hay quien teme por la continuidad de sus negocios, por eso te presentamos cinco consejos que BSI propone para que las organizaciones se aseguren de estar preparados para cualquier tipo de amenaza social, política y económica.

Las propuestas coinciden con el lanzamiento de un nuevo estándar para la Gestión de la Continuidad de Negocio (BCM por sus siglas en inglés), la ISO 22301, que plantea soluciones prácticas y preventivas ante posibles situaciones que puedan afectar la marcha del negocio, tales como la interrupción de la cadena de suministro, una pérdida importante de clientes, una huelga general de trabajadores o la propia inestabilidad política, económica y social en general.

BSI insta a las empresas a seguir las buenas prácticas internacionales y adoptar un enfoque sistemático en el ejercicio de planes de Gestión de Continuidad de Negocio junto con la alta dirección. “Actualmente no son suficientes las organizaciones que ejercitan su plan de continuidad del negocio. No importa el tamaño de la organización que dirija, si no se ponen en práctica, pone en riesgo su negocio y a los empleados”, afirma Todd VanderVen, presidente BSI Américas.

La organización global de servicios identifica el gobierno corporativo como el principal factor externo para la Gestión de la Continuidad de Negocio, ya que además de proporcionar la garantía de que una organización pueda continuar sus operaciones diarias, la aplicación de determinadas prácticas puede ayudar a las empresas a abordar aspectos más estratégicos, como las posibles amenazas a sus cadenas de suministro.

Pese a ello sólo 22% de las organizaciones llevan a cabo realmente un escenario de emergencia completo para poner a prueba su plan. Es evidente que las organizaciones todavía tienen un largo camino por recorrer, antes que la Gestión de Continuidad de Negocio esté totalmente aceptada y se puedan aprovechar los beneficios de una excelente planificación.

Por ello un reconocido panel de expertos de BSI diseñaron los siguientes consejos:

1) Asegúrese que la alta dirección de la organización esté comprometida e involucrada de forma permanente en la gestión de la continuidad del negocio: la alta dirección tiene la visión más completa de la organización y su apoyo asegurará que la continuidad de negocio sea tomada con seriedad.

2) No se salte ninguna práctica ni evaluación del plan. Una respuesta rápida ante un pequeño incidente real es la mejor manera de encontrar agujeros en los planes de gestión, con la ventaja además de que los clientes no se enterarán por otros medios.

3) Lleve a cabo una evaluación exhaustiva de los riesgos y un análisis de impactos en el negocio, incluyendo todas las dependencias internas y externas, sobre todo en los niveles más bajos de la cadena de suministro.

4) Implemente un enfoque sistemático de continuidad del negocio para garantizar la validez del sistema de gestión.

5) Siga las buenas prácticas internacionales: ¿por qué reinventar cuando cientos de expertos han ayudado a desarrollar un buen método de Gestión de Continuidad de Negocio que funciona y es reconocido internacionalmente?

Ariadna Cruz

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”vvBqkOcWl9w”]

Deja un comentario