Concanaco demanda acciones para frenar la informalidad

El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, Mtro. Jorge E. Dávila Flores, exigió intensificar medidas de desregulación administrativa y esquemas fiscales sencillos, que permitan detener la creciente informalidad, que en el primer trimestre del año alcanzó la cifra de 13.6 millones de personas.

Consideró indispensable redoblar el combate a fondo contra la economía ilegal, la piratería, el contrabando y el ambulantaje, cuyo impacto negativo en 2011 fue del orden de 80 mil millones de dólares.

Por otro lado, demandó una revisión exhaustiva de toda la tramitología burocrática que tienen que enfrentar los empresarios a la hora de abrir un negocio. “Y es que de acuerdo con estudios del Instituto Mexicano para la Competitividad y el “Doing Business in Mexico-2012″, que elabora el Banco Mundial –añadió- deben cumplirse al menos 30 trámites engorrosos, lo que coloca a la iniciativa privada en una situación complicada”.

El líder del comercio organizado indicó que estados como Guerrero, Baja California Sur y Distrito Federal presentan más dificultades y retrasos para iniciar una empresa, en cuanto a licencias de construcción, registro de la propiedad y cumplimiento de contratos, mientras que Colima, Aguascalientes y Chiapas ofrecen más facilidades, en menor tiempo.

Así, de 183 países, México se ubica en el número 33, en cuanto a trámites para emprender un negocio y en el 63, respecto del costo para abrir una empresa.

Entre las causas principales que entorpecen la apertura de negocios, expuso, destacan la corrupción, en diferentes niveles de gobierno; la falta de transparencia e información en licencias, permisos y demás requisitos, así como la escasez de financiamiento eficiente y suficiente, para las pequeñas y medianas empresas.

Dávila Flores puntualizó que para mejorar el clima de negocios en el país, es impostergable también que se destraben las reformas estructurales pendientes en el Congreso de la Unión, como la hacendaria, la laboral y la energética.

Redacción

Deja un comentario