FE, crónica de un cambio anunciado: Aspel

A pesar de que las autoridades fiscales difunden información respecto a  Factura Electrónica, la realidad es que muchos microempresarios imprimieron hace muchos folios desde hace dos años, todo mientras se despejaba las incógnitas respecto a la forma de facturar, pero no hay plazo  que no llegué y este 2012 es el año de la transición comenzando el 1ro de julio.

Edgardo Martínez, Director Comercial de Aspel de México explica que cuando se anunció la entrada de Factura Electrónica, muchos microempresarios mandaron a imprimir muchas facturas, las cuales por lo general tienen una vigencia de 2 años, pues el tiempo se ha terminado y de acuerdo al SAT todas aquellas empresas que facturen más de 4 millones de pesos están obligadas a realizarlo a través de Comprobantes Fiscales Digitales en su modalidad por internet (CFDI) y sólo tienen hasta el 31 de diciembre de 2012.

Las nuevas disposiciones de la CFDI  incluyen datos obligatorios como escribir el RFC, así como la forma de pago, es decir en parcialidad etc, pero curiosamente no es necesario señalar nombre o dirección fiscal; según Martínez se estima que en México son 600 mil empresas las que ya facturan electrónicamente, de las cuales 250 mil lo hacen mediante Comprobantes Fiscales Digitales con medios propios y 350 mil a través de CFDI.
Para el experto, el tema de factura electrónica es sólo la punta del iceberg en términos de tecnología para las MiPyMes, que dicho sea de paso, sólo el 32% de las empresas mexicanas tiene algún tipo de herramienta tecnológica; Entonces es importante no sólo incorporarse  a facturar mediante las nuevas disposiciones fiscales, es indispensable también controlar su negocio a través de un sistema que ayude a llevar los inventarios, contabilidad, proveedores, cuentas por pagar entre muchos otros factores.
Sobre la convivencia de diferentes formas de facturar como comprobantes de código de barras Bidimensional, se trata de opciones fáciles de duplicar, porque principalmente se entregan a un impresor, quien podría imprimir un segundo tiraje y comprometer al contribuyente, sin enterarse hasta presentar su declaración.

Respecto a la emisión de CFDI por parte de los contribuyentes es necesario lo siguiente:
A)    Firma Electrónica Avanzada (FIEL) vigente.
B)    Contar con al menos un Certificado de Sello Digital
C)    Tener servicio de Internet en la computadora desde donde se realizará la factura
D)    Contratar un servicio de Timbrado
E)    Contar con un sistema de emisión de Comprobantes Fiscales Digitales por Internet.

La recomendación de Edgardo Martínez es comenzar con la utilización de factura electrónica lo antes posible, porque se espera que en los próximos meses se incorporen 3 millones de empresas, aunado a que los trámites ante el SAT no son de un día para el otro,  “es cuando a todo  mundo lo agarran con los dedos en la puerta”.

Fernando Heredia

Deja un comentario