Indicadores del sector Manufacturero en México

Los datos de mayo señalaron una nueva y marcada mejoría en las condiciones del sector manufacturero mexicano, en el que los nuevos pedidos aumentaron al ritmo más rápido desde abril de 2011. La producción creció de manera igualmente notable, aunque a un ritmo inferior. De manera simultánea, el desempleo disminuyó acentuadamente en mayo, mientras que la tasa de inflación de los precios de los insumos disminuyó con respecto a abril.

La cifra total derivada de la encuesta es el Índice de Gerentes de Compras (Purchasing Managers’ Index™ – PMI™) para el sector manufacturero. Las lecturas por encima de 50.0 puntos señalan una mejora en las condiciones comerciales con respecto al mes anterior, mientras que las lecturas por debajo de esta cifra muestran un deterioro. El PMI se compone de cinco subíndices que realizan un seguimiento de los cambios en los nuevos pedidos, la producción, la ocupación laboral, los plazos de entrega de proveedores y las existencias de compras.

El PMI, ajustado según factores estacionales, alcanzó los 55.2 puntos en mayo y registró una nueva mejoría notable en las condiciones del sector manufacturero mexicano. A pesar de caer desde los 56.3 puntos de abril, lo que sugiere un ritmo de expansión más débil, el PMI permaneció por encima de los 54.2 puntos promedio de la serie.

Los fabricantes mexicanos recibieron un mayor volumen de nuevos pedidos en mayo, mes en el cual varias empresas citaron un aumento en la demanda así como la captación de nuevos clientes. Asimismo, los nuevos pedidos de exportación crecieron por sexto mes consecutivo, aunque de manera ligera. En términos generales, la recepción de nuevos pedidos subió de manera sustancial con respecto a abril y el ritmo de crecimiento fue el más sólido en 13 meses.

La producción aumentó notablemente en mayo, a pesar de disminuir hasta alcanzar un mínimo de tres meses. Prácticamente el 31% de los encuestados reportaron un incremento en la producción, que vincularon principalmente al aumento en los nuevos pedidos. A su vez, las existencias de productos terminados se incrementaron de manera marginal y los trabajos pendientes descendieron por quinto mes consecutivo.

Por otro lado, la cantidad de insumos adquiridos por los fabricantes aumentó notablemente en mayo. Además, las existencias de compras subieron durante el mes, aunque lo hicieron a un ritmo notablemente inferior al de abril.

Los plazos de entrega de los proveedores continuaron aumentando en mayo, mes en el cual algunos proveedores experimentaron dificultades para hacerse con determinadas materias primas. En particular, la ampliación más reciente de los plazos de entrega fue sustancial y la mayor en 13 meses.
La ocupación laboral en el sector manufacturero mexicano experimentó una subida acentuada durante el periodo más reciente de la encuesta. Aproximadamente el 14% de los encuestados contrataron personal adicional en mayo, lo que contribuyó, en términos generales, a la solidez de la tasa de creación de empleo.

Las empresas reportaron un nuevo y marcado incremento de los costos de los insumos en mayo, y en particular mencionaron la subida del precio de las materias primas. Las empresas trasladaron parte de esta subida en los costos a sus clientes, aumentando los precios de venta. Sin embargo, el último aumento en los gastos de producción fue sustancialmente inferior al de los costos de los insumos.

Puntos clave

  •  Fortalecimiento  en el crecimiento de los nuevos pedidos alcanza su ritmo más marcado en 13 meses
  • Notable aumento en la producción, aunque registra su mínimo en tres meses
  •  Sólida tasa de creación de empleos

Analistas HSBC

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”PlfbDli7upU”]

Deja un comentario