México – ¿El impacto precipicio fiscal de Estados Unidos?

Estados Unidos enfrenta  potencialmente un importante choque fiscal de alrededor de 4.6% del PIB en enero de 2013, de acuerdo a nuestros economistas  de EEUU. La incertidumbre  alrededor de las negociaciones del precipicio fiscal probablemente desaceleren al PIB a únicamente 1% trimestre a trimestre en el cuarto trimestre de 2012, terminando el año con una tasa promedio de crecimiento de apenas 2%. Se espera que el crecimiento para el 2013 sea únicamente de 1.4% anualizado.

… podría llevar a México hacia un precipicio de exportaciones

Las exportaciones son el principal motor de crecimiento en México, y más del 75% de las exportaciones no petroleras son enviadas hacia Estados Unidos. Calculamos que una reducción de 1% en el crecimiento de Estados Unidos produce un decrecimiento de 1.5% en México a largo plazo. A pesar de un sólido crecimiento de 4.6% anualizado en el primer trimestre de 2012, una desaceleración en Estados Unidos ocasionará que México también se desacelere, en nuestra opinión.

Efecto directo: una menor demanda externa implica menor crecimiento

Estimamos que una reducción de 1% en el crecimiento estadounidense reduce las exportaciones de México  en 2% en los siguientes seis meses. Esto es un efecto del primer orden,  incluso si  las sólidas ganancias en la productividad manufacturera y un peso (MXN) de libre flotación ayudan a amortiguarlo.

Efecto indirecto: la demanda externa limita a la demanda doméstica

Mostramos que la demanda externa tiene un efecto indirecto en el crecimiento de México ya que causa, en un sentido estadístico, la demanda doméstica. Hay que considerar que una reducción de 2% en las exportaciones no petroleras representa 0.5% del PIB. Concluimos que el efecto es estadísticamente considerable tanto a corto como a largo plazo.

Primera implicación: Crecimiento del PIB de 3.4% anualizado en 2012 y 2.3% en 2013

Incrementamos nuestro pronóstico de crecimiento para 2012 a 3.4% de 3% para tomar en cuenta el sólido crecimiento económico en el primer trimestre. Sin embargo, este número aún permite que la incertidumbre alrededor del precipicio fiscal lleve al crecimiento en Estados Unidos y en México a niveles más bajos en la segunda mitad del año.  Tras incorporar completamente el precipicio  fiscal de Estados Unidos en nuestro pronóstico de crecimiento del PIB para 2013,  ajustamos este a la baja a 2.3% de 3.3% previamente. Adicionalmente, nuestros números consideran que el impulso del gasto público y privado relacionado con la elección federal a mediados de año se desvanecerá en la segunda mitad del año.

Segunda implicación: Mayor crecimiento si el precipicio es en realidad un bache

Debido a que nuestra  perspectiva de crecimiento de Estados Unidos está por debajo de la del consenso, calculamos cuánto podría crecer México si Estados Unidos crece de acuerdo al consenso y a los bulls. Encontramos que México podría crecer alrededor de 3.4% y 4.2% en 2012 y alrededor de 2.3% y 3.6% en 2013, dependiendo de cuánto logra crecer Estados Unidos .

Tercera implicación: Banxico permanecerá en pausa en 2012 y 2013

Nuestro escenario base implica que las presiones  de demanda no llegarán este año ni el siguiente, lo que nos lleva a cambiar nuestra opinión a que no habrán aumentos en las tasas de interés en 2013 (previamente los aumentos comenzaban en la segunda mitad de 2013). Por el lado contrario, el precipicio fiscal aumenta las posibilidades de que Banxico recorte las tasas en la segunda mitad de 2012, aunque no lo suficiente para que nos lleve a pronosticar un recorte.

Carlos Capistrán, Economista en Jefe para México Bank of America Merril Lynch

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”jS9t8v2dpmg”]

Deja un comentario