Ojo con la salud de tus ojos

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, los ojos llorosos, irritados y la resequedad ocular son algunos de los síntomas que pueden indicar que algo no anda bien con nuestros ojos.

Si no se hace nada al respecto, esto puede generar problemas en la visión e incluso desencadenar enfermedades oculares. Para prevenir el daño a los ojos, Lutron Electronics, ofrece los siguientes consejos:

•         Organización de los muebles: Para proteger a los ojos, los muebles cumplen un rol importante. Siempre deben colocarse de modo tal que la luz no alcance de forma directa a los ojos porque produce deslumbramientos, y con ello, el cansancio ocular. Lo más recomendable es que la iluminación llegue de forma lateral previniendo el exceso de  luminosidad o las sombras.

•         Intensidad de la luz: Nuestros ojos tienen distintas necesidades de iluminación según las actividades que realizamos y la hora del día. Para graduar la intensidad de la luz y no cansar la vista es recomendable utilizar atenuadores, estos se ocupan de regular la intensidad de luz de los focos.

•         Control de la luz natural: Si la luz natural es muy intensa, puede molestar y dañar la visión. La utilización de cortinas y persianas puede ayudar a controlar la luz natural que entra en los ambientes.

•         Pantallas y monitores: Pasar mucho tiempo frente al monitor puede producir resequedad ocular. Para evitarlo se recomienda suavizar el color, el brillo y el contraste, y mirar hacia el horizonte dos o tres veces durante el día para descansar los ojos.

Estos son algunos consejos que, sumados a una visita al médico oculista u oftalmólogo, serán de gran utilidad para conservar una visión sana. Nuestros ojos son una parte muy sensible de nuestro cuerpo, sólo tenemos dos y hay que prestar atención a su cuidado.

Redacción

Deja un comentario