Repara tus herramientas y ahorra dinero

Es habitual que el equipo, accesorios y maquinaria de un negocio presente averías por el uso constante y masivo que se les da. Ello representa gastos, muchas veces incosteables para los empresarios, debido la forma tan inesperada como se presentan. Afortunadamente, estas fugas de dinero pueden evitarse muchas veces con simples reparaciones hechas por los mismos dueños de las compañías.

De acuerdo con Dremel, empresa dedicada a la comercialización de herramientas, aunque al principio las dudas sobre qué utilizar para arreglar los desperfectos y el temor a los resultados obtenidos podrían ser grandes impedimentos para aventurarse a solucionar los problemas de la maquinaria, bastaría con realizar una investigación rápida sobre las averías y los utensilios que ofrece el mercado para saber si es necesario llamar a los expertos o uno mismo puede hacerse cargo.

“La solución puede ser muy simple, y posiblemente se encuentre al alcance de la mano y del bolsillo, porque sin necesidad de tener que realizar grandes inversiones es factible armarnos de un equipo profesional, con un excelente costo-beneficio, y, lo mejor de todo, fácil de usar. Sólo es cuestión de hacer una investigación rápida sobre lo que nos ofrece el mercado y tomar la mejor decisión de compra. En ese sentido, una de las ventajas de la tecnología es la accesibilidad que hoy tenemos para encontrar información precisa sobre lo que necesitamos”, abunda la compañía.

Para los interesados en probar sus habilidades como reparadores, Dremel aconseja, en primer lugar, elaborar una lista detallada de los materiales que se necesitan, además de calcular un presupuesto, para tener una idea general de lo que se requiere.

Al elaborar dicha enumeración, algo fundamental es “buscar herramientas de fácil manejo, que sean funcionales, cuenten con aditamentos para realizar varias tareas con el mismo equipo, que sean ergonómicas y, sobre todo, seguras”, indica la compañía.

Para cumplir exitosamente el objetivo, es importante conocer algunas de las herramientas con mayor demanda en el mercado, tales como:

– Herramientas rotativas: Ideales para aplicaciones como corte, pulido, lijado y tallado en mosaicos, metales, piedras, plafones.

– Herramientas oscilantes: Ofrecen la posibilidad de intercambiar múltiples accesorios, lo que permite reparar, remodelar y restaurar diferentes materiales. Sus principales usos son raspar, lijar, desbastar, entre otras funciones, en materiales como piedras, vidrio, viniles, alfombras, etc.

– Multisierra: Realiza trazos con mayor precisión, limpios y rectos en diferentes materiales incluyendo madera, plástico, acrílico, tablaroca, hoja de metal, ladrillo, azulejos de pared y piso, entre otros. Con una tercera parte del tamaño y peso de una sierra circular tradicional esta herramienta permite un fácil funcionamiento utilizando una sola mano, dando como resultado trabajos detallados principalmente en espacios pequeños.

Una ventaja de comprar estas herramientas con la marca Dremel, es que la empresa ofrece “un extenso servicio de soporte técnico, a través de cursos de capacitación tanto en puntos de venta como lo son Home Depot, Sears y algunas de las principales ferreterías en el centro de la ciudad, así como en sus oficinas corporativas localizadas en Santa Fe”, señaló la empresa.

“Todas nuestras herramientas están diseñadas para atender además las necesidades de profesionales independientes, propietarios de talleres y negocios; hobbistas; personas dedicadas a diversos oficios como carpinteros, instaladores, reparadores, plomeros, amas de casa, artesanos, artistas, estudiantes de diversas especialidades, entre muchos otros”, afirma Paula Ospina, Gerente de la marca.

Así que para evitar grandes gastos, antes de llamar a un técnico, la recomendación es apoyarse en la investigación online, a través de la cual se puede contactar a expertos como los de Dremel (www.dremel.com.mx) para saber si el trabajo puede hacerse por uno mismo, sin realizar grandes inversiones, o es necesario contratar a especialistas.

Karina Hernández Barrera

Deja un comentario