Emprendedores continúan su desarrollo pese a crisis

Aún en los tiempos más desafiantes, los emprendedores pueden crecer. En abril de 2011, el análisis realizado por Ernst & Young revelo´ que los ganadores y finalistas de su programa Entrepreneur Of The Year (EOY), en la edición estadounidense, se resistieron a las tendencias nacionales mostrando que habían incrementado su plantilla en 11% cada año desde la crisis financiera de 2008.

Las compañías de rápido crecimiento encabezadas por los emprendedores líderes del mundo pueden encontrar oportunidades en la adversidad y no sólo prosperar, sino también crecer dentro de las condiciones económicas difíciles.

La ganadora del Ernst & Young World Entrepreneur Of The Year de 2011, Olivia Lum, es un excelente ejemplo de este espíritu emprendedor. Ella fundo´ Hyflux en 1989, con dos empleados y un capital inicial de 15 mil dólares. Actualmente, Hyflux se ha convertido en uno de los proveedores líder en el mundo de procesos de desalinización, con ingresos de hasta 450 millones de dólares y emplea a más de 2 mil 300 personas.

Los emprendedores poseen una función crucial en determinar la futura prosperidad del G20. Mientras que los países están preocupados por la posibilidad de volver a tener una recesión, la creación de nuevos negocios tendrá´ el impacto más grande en el crecimiento y generación de empleos.

Para los encargados de elaborar políticas en las economías de los mercados maduros, que hasta hace poco se enfocaban en reducir los déficits fiscales y contener los índices de la deuda publica contra el PIB, el objetivo del crecimiento económico sostenido se ha convertido, en los últimos meses, en una ambición cada vez más difícil. Esto quiere decir que hay oportunidades para que estos gobiernos sean mucho más creativos conforme busquen fortalecer sus economías.

Mientras que las economías de rápido crecimiento del G20 han gozado de una expansión constante, este crecimiento ha dependido considerablemente del auge global en los precios de los productos básicos o de las exportaciones de bajo costo. Los encargados de elaborar las políticas en estos países también deben llevar a cabo las acciones creativas necesarias para reducir vulnerabilidades y salvaguardar el futuro de sus economías.

Aunque los gobiernos están unidos para exaltar la importancia del espíritu emprendedor, todos los países del G20 tienen áreas de oportunidad para mejorar ciertos aspectos del ambiente en el que operan los emprendedores.

El éxito del ambiente emprendedor de un país se juzgara´ por el número de emprendedores líder que surjan del mismo y los negocios exitosos que puedan crear.

La proliferación de los retos de políticas transfronterizas y la necesidad de contar con soluciones globales se han incrementado durante años, pero la reciente y continua crisis financiera y económica ha aumentado considerablemente el ritmo del cambio.

Con el temor de que la deuda soberana se vuelva a escalar, el G20, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional han adoptado una función importante para proteger a los países alrededor del mundo de la peor turbulencia. El hecho de que el G20 cuenta con más integrantes le permite llegar a soluciones verdaderamente globales para responder a estos retos.

Pero con la amenaza de una recesión cada vez más cerca, nunca había sido tan importante la función de los gobiernos de cuidar y proteger a uno de sus motores de crecimiento más importantes: los emprendedores. Durante los últimos 25 años, estos lideres de negocio han hecho más que ningún otro sector para fomentar la innovación y crear trabajos durante los periodos de prosperidad, y bajo condiciones económicas más desafiantes.

Mientras que los encargados de elaborar las políticas trabajan para no volver a tener una recesión, también influye la habilidad de los emprendedores para generar crecimiento económico. Aun cuando las grandes corporaciones deben construir y mantener culturas orientadas a la innovación para mantener sus funciones como lideres del mercado, contar con una política pública eficaz es crítico. Debido a que los reguladores también necesitan trabajar más de cerca, los gobiernos deben facilitar, ayudar y apoyar a los emprendedores siempre que sea posible. Proporcionar la infraestructura necesaria es tan solo una de las muchas maneras en las que pueden ayudar.

Con un panorama económico cada vez más sombrío, quienes toman las decisiones en el mundo necesitan respuestas de forma urgente. Los emprendedores son cruciales para una recuperación sostenida. Entonces, ahora es el momento perfecto para que los gobiernos apoyen a los emprendedores e innovadores en todos los niveles de sus economías.

Barómetro del Espíritu Emprendedor. Ernest & Young

Deja un comentario