Logística: clave para el desarrollo económico de un país y sus empresas

La logística está destinada a ser la columna vertebral del desarrollo del país y un motor para despegar nuevas inversiones en infraestructura. En un contexto de apertura comercial y globalización económica, el desarrollo de servicios logísticos es fundamental para elevar la competitividad al reducir costos y tiempos.

Las plataformas logísticas integrales son la forma profesional de enlazar la oferta y la demanda. Estas buenas condiciones, además de la cercanía a Estados Unidos, otorgan a México una ventaja extraordinaria para colocar los bienes producidos en el mercado global.

La inexorable tendencia hacia la globalización de las economías, las nuevas prácticas empresariales y de comercio exterior e interior, como la reducción de inventarios y el modelo just in time, hacen que la gestión de los flujos de mercancías sea cada vez más relevante a la hora de insertar un bien o servicio en el contexto internacional.

En México, la industria logística es uno de los sectores con más potencial de desarrollo debido a que sus actuales alcances son pequeños en proporción a las necesidades reales, tanto en el mercado interno como en las cadenas de abasto hacia Norteamérica.

El concepto de plataforma logística integral incluye diferentes tipos de desarrollos inmobiliarios y de servicios, no se limita a un parque logístico o a un centro de distribución. Es una ventana de negocios abierta al mundo, que ha dado fortaleza a grandes centros logísticos de España, Estados Unidos o Japón. Concepto que ha hecho legendarias a ciudades como Marsella, Rotterdam y Venecia. Está integrada por tres elementos:

  1. Zona de actividad logística: es el área más importante y el espacio donde operadores o usuarios logísticos administran su mercancía. Involucra recibirla, almacenarla y distribuirla, así como procesos que agregan valor.
  2. Puerto seco: es un área de recibo y despacho de mercancías que tiene conexión directa con un puerto marítimo. Es un centro de distribución de gran tamaño, que conecta y facilita la conexión de los operadores con uno o más puertos convencionales.
  3. Ciudad del transporte: se diseña como un gran espacio para canalizar y estacionar camiones y tractocamiones. Su fin es brindar espacio de maniobra, alimentación, alojamiento y seguridad a los conductores.

Entendida como una industria, la plataforma logística es una actividad económica que genera inversiones y miles de empleos, no crea problemas adicionales a la comunidad ni al entorno. Lo que es mejor, provee una derrama económica incalculable en la región.

Por ejemplo, España, que en extensión cabría dentro de Chihuahua, tiene en su haber más de 60 plataformas logísticas cada vez más saturadas por operadores logísticos que pretenden llevar cada día más productos a más consumidores. Sin embargo, nuestro país lleva un considerable rezago en materia logística, pues las inversiones se han centrado en la construcción de parques industriales y centros de distribución que no resuelven todas las necesidades.

Participación del sector privado en este tipo de iniciativas

Una plataforma logística es una empresa comercial con fines lucrativos o APP (y no debe confundirse con una Asociación Público-Privada) en la que el inversionista está subordinado a la autoridad. En algunos escenarios, el gobierno puede ser el que aporte los terrenos o una parte del presupuesto, o que contribuya con estudios, obras de ingeniería e infraestructura, permisos y licencias. Existen instituciones de fomento que financian y promueven los estudios legales, financieros y de mercado, incluyendo análisis de factibilidad, de origen-destino de las mercancías y los transportes, demanda, entre otros.

Ventajas, beneficios y retos de la ubicación de México

Las plataformas logísticas tienen una característica sobresaliente: cuando forman parte de un plan inteligente y sustentado con estudios adecuados, no compiten entre sí, sino que se complementan generando atractivos rendimientos para los inversionistas.

Dentro del Programa Nacional de Infraestructura del Gobierno Federal, al igual que en Visión México 2030 (www.vision2030.gob.mx) está determinado que México debería convertirse en una plataforma logística integral, lo que significa desarrollar al menos un proyecto logístico en cada estado. La cadena de suministros no rechaza la cercanía y colaboración con otras inversiones similares sino al contrario, las suma y las potencia.

Por: Alejandro Villarreal, Socio de la Práctica de Infraestructura de KPMG en México

Deja un comentario