2012, el año decisivo para facturar electrónicamente o mediante CBB

Datos del Sistema de Administración Tributaria (SAT) señala que en México existen 5 millones de contribuyentes que deberán adoptar alguna forma de facturación digital previo al cierre del 2012, por ende todos los  profesionistas independientes y personas físicas con actividad empresarial, además de las PyMEs del sector Comercio y Servicios elegirán obligadamente un nuevo esquema para sus comprobantes fiscales.

René Torres, Director General de Contpaq i expuso en conferencia que por disposición oficial todas aquellas facturas  impresas elaboradas antes del 1 de enero de 2011, cuya vigencia es de 2 años contados a partir de su fecha de impresión, tienen como fecha de caducidad el próximo 31 de diciembre de 2012, motivo por el cual quienes tengan facturas impresas antes de tal fecha, deberán elegir una opción de facturación de alguno de los 2 esquemas válidos a partir de enero de 2013; la tendencia es adoptar la Factura Electrónica, porque es la opción que brinda mayor certidumbre  fiscal.

Respecto al impacto negativo que tiene para las microempresas no decidirse en tiempo sobre una nueva forma de facturación, el directivo destacó algunos aspectos: la emisión de facturas apócrifas supone peligros, porque no cumplen con los requisitos y datos que solicita la autoridad fiscal; generar facturas no deducibles podría acarrearían multas y sanciones por parte del SAT, además de la cancelación y la necesidad de elaborar nuevamente dichas facturas; pero algo muy importante en términos de impacto directo al flujo de efectivo es el retrasar la operación de cobranza por no contar con comprobantes digitales legales.

¿Quiénes deben facturar con Código de Barras Bidimensional?

Todos aquellos contribuyentes con ingresos inferiores o iguales a 4 millones de pesos, los cuales deberán expedir comprobantes fiscales impresos con Código de Barras Bidimensional (CBB), que será proporcionado sin costo por el SAT.

El proceso inicia con solicitar los folios al SAT, después se debe incluir un código de barras en cada comprobante que se emita, los cuales se verán reflejados como las tradicionales  facturas de papel con elementos de control.

¿Y quiénes deben facturar con CFDI?

Los contribuyentes con ingresos superiores o iguales a 4 millones de pesos deberán expedir Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI), además de aquellos que opten voluntariamente por dicho esquema; la autorización del CFDI es vía Internet por el Proveedor Autorizado de Certificación (PAC), la cual incluye validación, asignación del folio (uno a uno) y sello digital del SAT. Este esquema implica un posible costo por transacción,  obtener folio único UUID,  fecha otorgada por el SAT, Firma Electrónica Avanzada (FIEL) y Certificado de Sello Digital (CSD).

Entre las ventajas del CFDI frente a CBB, Torres Fragoso señaló que una de las principales es la digitalización de las empresas, además de la erradicación de las posibilidades de falsificación, de mejorar el manejo administrativo al simplificar el proceso de facturación y, por obvias razones, disminución de costos por almacenamiento y tiempo, además de que está claro que la tendencia  es adoptar Factura Electrónica (o CFDI).

Con el objetivo de ofrecer una opción de facturación para los micronegocios y profesionistas independientes, Contpaq i presentó su opción Factura CBB 2012, misma que facilita la generación y contabilización de los comprobantes fiscales impresos con CBB (Código de Barras Bidimensional) además de su modalidad con plataforma móvil, con el beneficio de asegurar la cobranza y captación de ingresos; así el contribuyente está preparándose  para la transición a la Factura Electrónica en el momento en que lo decida.

Fernando Heredia

2 thoughts on “2012, el año decisivo para facturar electrónicamente o mediante CBB

Deja un comentario