Invertir en una Franquicia puede ser tu mejor sueño… o una pesadilla

Por: Daniela Escobedo, Área Legal de Feher & Feher S.C.

El sistema de franquicias en México ha crecido con rapidez en los últimos años. Cada vez más  empresarios se interesan en el crecimiento de sus negocios a través de un Sistema Franquicias, lo que ha dado como resultado que los inversionistas consideren que es el medio ideal para optimizar tiempos y disminuir riesgos. La pregunta es: ¿los franquiciatarios invierten en una asesoría previa para informarse a fondo? ¿Realmente entienden el compromiso que adquieren? ¿Están conscientes o es un simple impulso?

Aun cuando los casos de fracaso y problemas graves entre FRANQUICIANTES y FRANQUICIATARIOS son pocos, eso no significa que sea una opción para todos los que desean invertir, de hecho los pocos casos del NO ÉXITO de una Franquicia son en su mayoría por falta de información de quienes adquieren una franquicia o bien, por la premura acelerada en la obtención de la misma sin tener la conciencia necesaria para asumir tal responsabilidad, o bien, porque  el inversionista cree que depende del gusto por el modelo de negocio o de tener el capital  y que el éxito lo da el nombre (la marca).

La falta de cultura de prevención es un factor de ausencia evidente y de mayor frecuencia en todos los aspectos de nuestra vida cotidiana, y antes de ver el lado positivo que puede tener el prevenir, lamentablemente se considera una pérdida de tiempo y un gasto innecesario más que una inversión.

Una decisión de este tipo podría tener menor riesgo al fracaso si nos damos a la tarea de preguntar y analizar con base en la opinión de un tercero, sobre todo cuando existe una recomendación de por medio, ya que eso nos da la posibilidad de no caer en el error y con ello no hacernos de un problema que muchas veces NO tiene solución.

En materia de franquicias es común hablar sobre las recomendaciones y las fuentes donde pueden encontrar mayores informes. Pero en esta ocasión hablaremos sobre las claves básicas en las cuales deben fijar su atención a la hora de preguntar e investigar:

  1. ¿Cuántas unidades tienen aperturadas? Hay que visitarlas y darse el tiempo para ver el proceso de un día de operación. No olvide acercarse a los franquiciatarios para tener su opinión.
  2. Acudir a la Asociación Mexicana de Franquicias y solicitar referencias en caso de que sean socios y solicitar información sobre los despachos que los pueden asesorar para la toma de decisiones.
  3. Preguntar en la Asociación por los asesores que desarrollaron el concepto de la Franquicia en caso de que así haya sido.
  4. Acercarse con dichos asesores para pedir referencias.
  5. Visitar las Oficinas del Franquiciante para solicitar información específica para el otorgamiento Franquicia y seguir el proceso que para tales fines les indiquen.
  6. Si se trata de un Sistema de Franquicias serio y honesto, llevarán a cabo un proceso de intercambio de información en el que ambas partes podrán analizar con detalle dicha información, previo a la toma de una decisión.
  7. Es indispensable solicitar una corrida financiara para conocer con detalle en qué consiste la inversión total de la franquicia.
  8. Acudir al Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial para conocer el estatus de la marca que representan.
  9. Acudir al Registro Público de la Propiedad y del Comercio para ver la existencia de la empresa que otorga las franquicias.
  10. Consultar al Asesor experto en Franquicias de su preferencia, para tener su opinión y les indique que tipo de información adicional deben solicitar al Franquiciante para examinarla con detalle.

De los puntos señalados anteriores, solo los dos últimos incurren en un gasto económico, que por todas las dudas que les pueden ayudar resolver, debe ser considerado más como una inversión que como un simple gasto.

Estar consciente e informado antes de firmar cualquier documento, es la única manera de evitar dolores de cabeza, sobre todo cuando existe una inversión económica de por medio. Nadie está obligado a adquirir nada sin previa investigación y sin pleno consentimiento.

Una franquicia es un sueño cuando cumple con todas y cada una de las expectativas que nos imaginamos, y para ello primero se deben dar tiempo de investigar y estar muy convencidos de querer dar el siguiente paso. El creer no siempre es igual a entender…  No lo dejes a la suerte e infórmate.

Deja un comentario