Cómo volverse una franquicia

Has tenido que pasar por muchos retos para llevar tu negocio al éxito; hoy que deseas la expansión una de las alternativas que tienes a tu alcance es el modelo de franquicia, si estás pensando en adoptarlo toma en cuenta algunos consejos. Por ejemplo, la infraestructura que requerirás para lograrlo, así como el apoyo de consultores y abogados.

Durante el Foro de franquicias organizado por la Concanaco Servytur, Ferenz Feher, Director General de Feher & Feher, advirtió que adoptar el esquema de franquicia no debe verse como una moda sino como una decisión profesional de negocio tomando en cuenta el perfil de la organización y del mismo empresario.

“Hay que ser responsable, se necesita infraestructura humana y material para brindar asistencia técnica y capacidad poder surtir y satisfacer la demanda; quien se engaña y abre una franquicia sin conocimiento, se va a equivocar”.

Por lo general para poder convertir una empresa en franquicia se pide que el negocio tenga al menos dos años en operación y mínimo dos sucursales; esto es porque así se interpreta que se tienen los conocimientos para brindar asistencia técnica y se demuestra que el éxito no se debió a un factor de moda.

No obstante Cesar Aranday, Director General de Aranday y Asociados, afirmó, “la regla de dos unidades y dos años debe verse como una referencia: sí es más fácil si tienes experiencia, pero hay que analizar muy bien porque eso no quiere decir que vaya a  tener éxito, si la empresa desarrolla un mal sistema de franquicia no importa su experiencia o sucursales, va a fracasar”.

Sobre el momento adecuado para franquiciar Héctor Alcázar, Director Comercial de Alcázar & Compañía, afirmó, “cuando inicias no es posible porque no sabes cómo le va a ir a la empresa, algunos creen que sólo es viable cuando le está yendo mejor, pero cuando baja la curva de ingresos también puede ser el momento porque se estandariza el negocio y se da un nuevo jalón”.

Por supuesto hay muchas ventajas en franquiciar, como expandirse con el dinero de alguien más, llegar a nuevos mercados con socios comerciales que representan la marca como embajadores de la misma y que conocen la zona y el tipo de mercado al que desean llegar. Se incrementa con ello el desplazamiento de productos obteniendo mayores utilidades. Además no tienes que preocuparte por supervisar a cada miembro del negocio pues el franquiciatario será quien se encargue de su equipo de trabajo.

Pero también hay riesgos, “el tema de las franquicias no es color de rosa, vas a poner en manos de un tercero parte del éxito y posicionamiento de tu marca; las franquicias no son para todos, algunos lo hacen por imitar y no les va muy bien”, advirtió  Alcázar.

Toma en cuenta por ejemplo que aunque acelerarás el crecimiento de la empresa tus ganancias no serán las mismas que si abrieras una sucursal propia, pues con la franquicia sólo obtendrás regalías, mismas que no deben verse como una renta pues es necesario invertir constantemente en capacitación, además el franquiciatario no será tu empleado sino un empresario más que puede o no ayudar a posicionar tu marca.

Asimismo debes medir tu habilidad para compartir, es claro que el éxito de tu negocio te ha valido esfuerzo y el uso de tus mejores técnicas e incluso trucos, pero aunque puedes mantener algunos elementos, sobre todo de producción, como secreto industrial, cuando tienes una franquicia debes brindar a tu socio todos los elementos que le permitan tener un negocio exitoso, ello implica que le confíes tus secretos de operación y marketing.

Debido a lo anterior es que resulta tan importante elegir a la persona correcta para darle tu franquicia, y no es sólo una cuestión de dinero, Aranday explica que debe verse como si se estuviera agregando un miembro a la familia: “no es un empleo o un pasatiempo, es un plan de vida, por ello hay que ver el perfil propio y buscar personas afines a él”.

Si decides optar por este modelo los especialistas señalaron que existen diversos planes de asesoría y financiamiento brindados por la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco) o por la Asociación Mexicana de Franquicias; ésta última promueve su Programa de Certificación para Ejecutivos en Franquicias, el cual se imparte en la Universidad Anáhuac donde se brindan las bases para desarrollar empresas franquiciantes a través de la asistencia de un consultor y un abogado calificados.

Finalmente Álcazar habló de las ventajas de acercarse a especialistas, “se ayuda a tener franquicias más profesionales, la labor de un consultor es muy importante para hacerlo de manera correcta y minimizar riegos”.

Alcázar & Compañía es una empresa miembro de nuestro Círculo de Consultores.

Ariadna Cruz

Deja un comentario