Pymempresarios planificadores vs. pesimistas

Dos clases de pymempresarios pueden encontrarse en todo el mundo: los planificadores, que creen que controlan su destino y están ocupados en el futuro de su negocio; y los pesimistas quienes creen que el futuro depende de eventos y circunstancias externas más allá de su control, que los limitan a alcanzar sus metas.

Lo anterior es parte de las conclusiones del estudio “El Pulso de las PyMEs en el Mundo”, realizado por E-myth y su filial SYNOTAC, donde participaron empresarios de 47 países, incluyendo México.

Regresando al tema de los planificadores y pesimistas, se ha demostrado que los primeros son dueños de empresas más grandes, obtienen más compensación personal y logran crecimientos más rápidos. Aunque 2011 fue un año de moderado crecimiento para las pequeñas y medianas organizaciones, para este año los empresarios consideraron que su más grande oportunidad y desafío es el mayor crecimiento del negocio.

En ese sentido E-Myth en Español explica que en 2012 aumentará la competencia en el mercado, por lo que las empresas que buscan permanecer deben poner especial atención a tres factores clave: crear, documentar y comunicar, se trata de tener planes para crecer y datos para medir los resultados.

Aunque parezca simple se ha demostrado que las empresas que tienen una descripción escrita de la visión a futuro de su negocio crecen hasta un 50% más y obtienen 25% más ingresos, además los dueños de negocios que utilizan su balance general y estado de resultados para tomar decisiones logran 60% más ventas, “la planificación es una disciplina y mientras más lo hagas, mejor lo harás”, señala el estudio.

Por sus buenos resultados las empresas que planean son también considerablemente más optimistas, factor que también juega un papel importante de éxito pues estos negocios generan valor en el mercado que se convierte en ganancias y crecimiento.

Otros elementos que han resultado relevantes para el éxito de las PyMEs son la tecnología y el marketing. En la encuesta, las páginas de internet fueron calificadas como la forma más eficaz de marketing después de referencias de clientes, por lo que los especialistas están viendo cada vez más sus sitios web como el eje central alrededor del cual basan todos sus esfuerzos de promoción.

Pero lo anterior también conlleva retos pues uno de los mayores cambios en la era de internet es que cada empresa tiene presencia en línea, incluso si no tienen un sitio oficial, porque las opiniones de quienes entran en contacto con una compañía se difunden en portales web y redes sociales, cambiando drásticamente el proceso de compra.

“En la economía del siglo XXI, la mayoría de las PyMEs no están limitadas por su capacidad de llegar físicamente a sus clientes, están limitadas por su capacidad para conectarse con ellos de una manera que sea relevante y que logren pasar a través de todo el ruido de la era de la información”.

Los recursos humanos también preocupan a los empresarios, la encuesta anual más reciente de Gallup, encontró que más del 70% de los trabajadores tienen bajo desempeño o están de alguna forma saboteando el trabajo en la empresa.

Para abatir el problema los empresarios identifican como estrategias para atraer y retener a los mejores empleados: reconocimiento, oportunidades de crecimiento profesional, expectativas claras, confianza y autonomía, así como una compensación justa.

Pero lograr un buen desempeño también depende de otros factores como las descripciones de puesto orientadas a resultados, información que sólo el 30% de todas las empresas encuestadas tiene, las cuales superaron al resto por más del 50% en ventas en el 2011.

Ello implica además la posibilidad de centrarse en los resultados en vez de en el número de horas o días trabajados, y dejar la adicción al trabajo pues estudios recientes han demostrado que en labores de creatividad, tomar tiempo para recargar energías y despejarse aumenta considerablemente la productividad.

Ariadna Cruz

Deja un comentario