¿Qué deben esperar las PyMEs ante el cambio de gobierno?

Todavía con incertidumbre se visualiza el cambio de administración este 2012, muchos emprendedores y empresarios temen que la situación ponga en riesgo la estabilidad del país y termine por afectar de manera directa o indirecta a sus negocios, para resolver las dudas aquí está la perspectiva que un experto tiene al respecto.

El especialista Oscar Vera de Banorte, señala que si bien la nueva administración enfrentará grandes retos, deberá apresurarse si desea implementar cambios, como las reformas energética y fiscal, en su opinión son positivas las críticas y cuestionamientos que se están haciendo “porque van a tener que cuidarse más, van a limitar los tropiezos”.

Dijo también que México se encuentra estable económicamente, por lo que, aún con cambios, e incluso una mala administración, los mexicanos podemos confiar en que en los próximos dos a tres años la situación en términos de inflación y crecimiento se mantendrá.

Aunque advirtió que los empresarios no deben esperar apoyos de gobierno, “es un defecto de muchos años, el gobierno promete que les va a resolver el problema, y las PyMEs están esperando que les den financiamiento, exención de impuestos, y aunque definitivamente hay que apoyarlas lo más importante es que el gobierno no estorbe”.

Vera expresó que si bien el tema de capacitación empresarial es de suma importancia, lo es más el acceso a financiamiento en condiciones correctas. Para lograrlo la mejor opción que propone es reactivar la banca de desarrollo y administrarla de manera correcta, “que no se base en criterios populistas, simplemente es acceso a capital semilla y de riesgo en  condiciones que funcionen”.

Pero aclaró que para hacer eficientes los apoyos estos deben ser temporales, “cuando empiezas una empresa necesitas apoyos que no dan los bancos y ahí es donde entre el gobierno, pero después debe dejar volar a la empresa; en tres o cinco años máximo, el que no pudo levantar el vuelo que se dedique a otra cosa, y el que sí que vaya con los bancos comerciales porque ya no va a ser una micro o pequeña empresa”.

Y es que dado que iniciar un negocio con deuda resulta en un mayor estrés por conseguir los objetivos que permitan el pago de un crédito y además genera ganancias, el experto recomienda a los emprendedores recurrir al capital semilla que ofrece la Secretaría de Economía, que resulta más flexible, y una vez que se logra consolidar al negocio recurrir al banco para crecer, comprar maquinaria o contratar más gente.

Pero la recomendación más importante del especialista para las PyMEs es olvidar todos los contextos políticos, macro y microeconómicos y seguir invirtiendo en el desarrollo de sus negocios: “en este entorno el principal riesgo es dejar de invertir. No pueden esperen a ver si Peña Nieto logra las reformas porque al competidor extranjero le tiene sin cuidado si el nuevo presidente o el congreso las aprueban, saben que hay un mercado y van a seguir viniendo”.

México sigue siendo un país atractivo para invertir, así que ya sean chinos, estadounidenses o latinoamericanos, los empresarios deberán seguir enfrentando competencia, “planea para lo peor y espera lo mejor, porque el principal problema no es la recesión mundial o la volatilidad del peso, eso se va a seguir moviendo, el principal riesgo es sentarse a ver qué pasa”.

Finalmente sobre la actuación de la actual administración respecto a las PyMEs consideró, “todos los sexenios presumen del apoyo al sector, dan muchos datos de cuántas empresas han apoyado, pero hay que ver cómo lo contabilizan, porque a veces lo cuentan porque el empresario se metió a la página de la Secretaría de Economía a buscar información o porque hablaron a Nafinsa para preguntar la dirección y eso no es apoyo real, es muy limitado, la base debería ser la banca de desarrollo y esa no existe”.

Ariadna Cruz


Deja un comentario