Liderazgo efectivo podría incrementar el valor de una empresa

LiderazgoDe acuerdo con el estudio “El Liderazgo de excelencia: Cómo las compañías obtienen la confianza de los inversionistas”, desarrollado por Deloitte, la calidad del liderazgo de una empresa podría incrementar el valor de una compañía hasta en un 35.5%

El informe realizado con base en la participación de analistas líderes en mercados como Reino Unido, China, India, Japón y Brasil, indica que la calidad de los principales dirigentes de las empresas tiene un efecto directo y medible, el cual se traduce en la evaluación que los analistas hacen respecto al éxito y viabilidad de las empresas, en el presente y en el futuro.

“En la actualidad, resulta relevante para las organizaciones conocer y establecer una métrica acerca del impacto que el tipo de liderazgo genera para la empresa, enfocado en términos de su rendimiento y valor en el mercado”, indicó Jorge Castilla, Socio líder de Consultoría en Capital Humano de Deloitte México.

Adicionalmente, el análisis destaca que el nivel y el tipo de liderazgo en las organizaciones influyen en la valoración que los analistas emiten respecto a éstas. En promedio valúan a una empresa con niveles de excelencia cuando registra el 15.7% en acciones relacionadas con liderazgo efectivo; y un porcentaje de 19.8% para los casos contrarios. En este sentido, la diferencia entre el valor de una empresa con una buena dirección y otra cuyo nivel de liderazgo es débil, podría ascender a más de un 35.5%.

“Para tener éxito en el largo plazo, una organización necesita una visión clara e inspiradora de dónde quiere estar y los recursos y las capacidades que requiere para lograr dicho objetivo. También se requiere una cultura que fomente ideas nuevas y un fuerte sentido de pertenencia y de propósito entre los colaboradores. Estas condiciones no se desarrollan por casualidad: los verdaderos líderes trabajan en ello”, añadió Jorge Castilla.

Cuando los analistas evalúan la fuerza de liderazgo en una organización contemplan tres aspectos fundamentales: la claridad estratégica, ejecución exitosa y una cultura de innovación; es decir, el compromiso de la empresa para fomentar un entorno abierto a nuevas ideas. Adicionalmente, también buscan dos atributos que apoyan dichos componentes: gobierno corporativo eficaz y características de liderazgo efectivo, agrega el estudio.

“No se debe perder de vista que los analistas buscan en las organizaciones a líderes que cuenten con agilidad mental para pensar con claridad y rapidez, que tengan las habilidades prácticas para aplicar la estrategia de manera efectiva, así como las ideas necesarias para construir equipos de trabajo y fomentar relaciones de colaboración. Los líderes que no logran comunicarse de manera efectiva y honesta, corren el riesgo de perder la confianza de los analistas. En preparación para los desafíos futuros, las organizaciones deben ser conscientes de la trascendencia y el impacto que genera contar con líderes de excelencia”, concluyó Jorge Castilla de Deloitte México.

Redacción

Deja un comentario