Para PyMEs, exención de impuestos es clave para crecer


Para 60% de las pequeñas empresas encuestadas en el más reciente estudio de Confianza Comercial de Regus es necesaria una exención de impuestos como una medida clave para su crecimiento,
debido a que este sector empresarial tiene expectativas menos positivas en relación con las grandes empresas.

Para las PyMEs el gobierno puede ayudar en el desempeño y permanencia de sus negocios si además de estímulos fiscales promoviera préstamos de bajo interés y redes de contacto específicas para la industria, pero aun cuando identifican estas áreas de oportunidad la mayoría señaló estar satisfecho con las estrategias de apoyo del gobierno en favor del sector. Las necesidades expresadas por estas empresas llevan a Regus a destacar la importancia de servicios comerciales flexibles y prepagados que les permitan mantenerse flexibles y ágiles.

Y es que las pequeñas y medianas organizaciones identifican algunos retos que deberán enfrentar en el cierre de año: 40% señala los costos de seguridad, 37% el flujo de efectivo y 35% las ventas. Dichas áreas de oportunidad son un reflejo del índice de confianza de los empresarios que, de acuerdo con Regus, se sitúa en 121 puntos para las pequeñas empresas, mientras que las grandes compañías llegan a 132.

Nuestro país ha mostrado mayor optimismo en comparación con naciones desarrolladas donde este valor ha disminuido de manera considerable en el transcurso de los últimos seis meses. Por otra parte, las economías emergentes que se mantienen muy por sobre los niveles en las economías maduras, como el caso de México el cual ha pasado de 109 a 122 puntos.

“Es claro que la confianza comercial se estancó, lo que se ve acompañado de descensos considerables en algunas economías de rápido desarrollo desde nuestro último informe del Índice de Confianza Comercial de Regus en abril, pero es una buena señal que en México, donde se prevé un crecimiento de 3.6% para el año 2012, la confianza siga creciendo a pesar de los altos costos de seguridad y las complicadas condiciones del mercado global”, señaló Cati Cerda, Directora de Regus en México.

Prueba de lo anterior es que la proporción de las empresas mexicanas que registran un aumento en sus ingresos mejoró considerablemente de un 50% en abril de 2012 a un 59% actual, además las utilidades aumentaron de manera similar al pasar de un 37% a un 45%.

“Para mejorar su situación de liquidez, los encuestados identificaron servicios comerciales flexibles y económicos, especialmente para gastos como espacio de trabajo, soporte administrativo, de ventas y mercadotecnia. Un 45% de los encuestados, por ejemplo, indicó que una de las mayores cargas durante la desaceleración ha sido el arrendamiento poco flexible de propiedades. Los servicios flexibles permiten que las empresas sean más ágiles y liberan efectivo para invertir sin depender de créditos en un momento en que es difícil asegurarlos”, concluyó la ejecutiva.

Ariadna Cruz


Deja un comentario