Un equilibrio sano entre trabajo y vida

No es vivir para trabajar sino trabajar para vivir, y es que aun cuando somos apasionados de nuestro trabajo no hay que olvidar lo importante que es para nuestra vida dedicarle tiempo a actividades de esparcimiento y por supuesto a nuestros seres queridos. Si deseas tener una empresa sana no sólo busques este beneficio para ti, promueve un buen estilo de vida en todos tus empleados.

Si como empresario deseas impulsar un equilibrio entre trabajo y vida personal entre tus trabajadores puedes realizar pequeños cambios, toma en cuenta que tus acciones, bien realizadas y supervisadas, se verán recompensadas con empleados más productivos, felices y fieles a la organización.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) propone los siguientes puntos que puedes aplicar en tu organización.

·       Horarios de trabajo flexible. Si el giro de tu empresa lo permite puedes pedir a  tus empleados que honestamente te digan qué horario es el más indicado para iniciar su jornada laboral, esto por supuesto no se trata de que lleguen a la hora que deseen si no que enfrenten menos estrés en los traslados pero que cumplan con las horas pactadas, usualmente ocho.

·       Trabajo por objetivos. Puedes poner metas quincenales a los trabajadores mismas que al ser alcanzadas pueden traducirse en recompensas como salir más temprano o incluso un día libre, esto te permitirá ganar productividad y alcanzar los objetivos más rápidamente.

·       Trabajo desde casa. Este modelo se recomienda sólo promoverlo de vez en cuando, especialmente cuando estás invirtiendo en el mantenimiento de una oficina, sin embargo puedes asignar tareas específica de corto plazo o rutinarias que el empleado puede realizar desde su hogar o en una ubicación alternativa, siempre y cuando entregue resultados.

·       Licencias. No sólo se trata de cumplir con lo que estipula la ley, hazle saber a tus empleados cuáles son las condiciones para gozar de sus vacaciones y días de incapacidad. Por supuesto toma en cuenta otros casos como la licencia por maternidad, pero también la de paternidad.

·     Reuniones sociales. En ocasiones importantes como puede ser el final del año o el aniversario de la empresa busca unir a tu equipo de trabajo para que convivan en una reunión fuera de la  oficina.

·     Actividades lúdicas. Puedes promover algunas actividades, por ejemplo deportivas, un día a la semana o a la quincena, a realizarse fuera de los horarios de oficina, si tu empresa está cerca de alguna cancha, ¿qué tal un partido amistoso entre los empleados o incluso contra alguna organización vecina?

Ariadna Cruz

Deja un comentario