Tolerancia en la oficina, valor fundamental

Pasamos tanto tiempo en el trabajo que los compañeros se vuelven parte fundamental de nuestra rutina, en un buen ambiente hasta se pueden cultivar grandes amistades, pero las diferencias siempre suelen aparecer y más aún cuando no hay empatía, de ahí la importancia de la tolerancia que permita mantener en marcha a la organización.


Recientemente se celebró el día Internacional de la Tolerancia, instituido desde 1996 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, para promover la importancia de este valor en toda la sociedad incluyendo a la comunidad empresarial. Y es que es tan común que pasemos más tiempo conviviendo con los colegas de la oficina que con la familia, que se vuelve necesario tomar conciencia de aquellas acciones que están en nuestras manos para lograr una mejor convivencia.

“La tolerancia se debe entender como el respeto, la aceptación y el aprecio de la riqueza infinita de las culturas de nuestro mundo, de nuestras formas de expresión y medios de ser humanos. Pero practicar la tolerancia no significa renunciar a las convicciones personales ni atemperarlas sino aceptar el hecho de que los seres humanos, naturalmente caracterizados por la diversidad de su aspecto, su situación, su forma de expresarse, su comportamiento y sus valores, tienen derecho a vivir en paz y a ser como son”, señala Adecco.

En el ambiente de trabajo el tema es relevante pues de no inculcar la tolerancia como un valor, las relaciones entre colaboradores pueden tornarse difíciles. Angélica de la Vega, gerente de comunicación de Adecco señaló al respecto, “ser tolerante es además una ventaja: se favorece la capacidad de negociación, ahorras conflictos y elevas la productividad, pero desgraciadamente en México este tema no está generalizado”.

En ese sentido la recomendación es: ¡Déjalo ser! Si no te gusta la forma de pensar de alguno, la manera de expresarse de otro, o la vestimenta de aquel, intenta aceptar las diferencias y así será más sencillo convivir con ellos. “La clave está en no confrontarlos por el simple hecho de ser cómo son”.

Adecco aconseja además:

Reconocer que en cualquier centro de trabajo habrán personas que actúen y piensen diferente. El respeto hacia todos ellos es una premisa fundamental para mantener una buena convivencia laboral

Las diferencias no pueden etiquetarse como malas, sólo son una muestra de la diversidad entre seres humanos

Aceptar los comportamientos distintos y negociar, si es que te sientes afectado.

Escuchar a tus compañeros, es muy probable que las diferencias te enriquezcan.

Procurar convivir en paz y evaluar si tu comportamiento puede estar afectando de alguna manera a tus colegas

Recordar que en la medida en que el ambiente sea más agradable, podrás desarrollar mejor tu trabajo.

Evitar las actitudes discriminatorias. Tú también puedes resultar diferente para otros seres humanos.

Pero más allá de un tema que concierne a cada persona de manera individual, es preferible que sea la organización la que impulse iniciativas para lograr un buen ambiente de trabajo; por ejemplo, sancionando los actos discriminatorios.

Por ello de la Vega expresó, “se debe tener un canal de comunicación donde se muestre la importancia de este valor para la empresa, y no se trata de hacer un diagnóstico sino de destacar el respeto entre compañeros”.

Y agregó, “la tolerancia permite resolver conflictos con inteligencia y asertividad. Un colaborador tolerante es capaz de escuchar y comunicarse con sus colegas sin alterarse. Incluso puede negociar con ellos para que las diferencias no se conviertan en conflictos”.

Ariadna Cruz

También podría interesarte:

Mexicanos han sufrido discriminación en el trabajo

Deja un comentario