Congruencia es el factor clave del empresario

Hacer lo que dices, capacitarte y predicar con el ejemplo son los componentes de la fórmula encontrada por Gilberto Sánchez, director general de Aspel de México, a lo largo de 27 años de formación en una empresa que comenzó con 7 empleados hasta llegar a poco más de 300 con los que actualmente cuenta.

“La visión de negocio de Aspel desde 1981 ha sido brindar un sistema administrativo para MiPyMEs, que les resuelva asuntos contables, control bancario, donde lo más importante sea estandarizar sus procesos, lo que hoy seguimos realizando, innovando y brindando un servicio óptimo para nuestros más de 450 mil usuarios”, señala Sánchez.

Pymempresario pregunta: Hoy es una realidad la consolidación de Aspel pero, ¿qué hicieron para lograrlo?

Gilberto Sánchez responde con tono de seguridad: “Desde un principio se realizó una segmentación del mercado, es decir, a quiénes íbamos a enfocarnos; también hicimos y hacemos análisis de fortalezas y debilidades nuestras además de la competencia, así como una disciplina en la administración, ingeniería, etc.”

Pymempresario pregunta: ¿Entonces qué fue lo más complicado de iniciar Aspel?

Gilberto Sánchez responde en un tono más divertido: “Convencer a los clientes de que nuestro software les resolvía sus problemas administrativos, que en realidad funcionaba. Imagínate en los años 80s como se realizaba la contabilidad, todo era libros, nada de computadora; una vez que lo logramos los mismos usuarios nos fueron recomendando y la publicidad se fue de boca en boca”.

Para el directivo llegar al éxito es un proceso de conocimiento de su mercado, lo demás proviene de contratar al personal adecuado, entrenarlo, confiar en él, pero siempre midiendo resultados.

La filosofía de Gilberto Sánchez se basa en trabajar con fuerza, innovar siempre en los procesos, estar pendiente de las tendencias como hoy lo representa el marketing digital y por su puesto ser congruente, haciendo lo que se dice, y algo muy importante es brindar seguridad a la planta laboral, así como motivar a la gente.

Sobre manejar el éxito y mover una organización, no hay secretos para el directivo porque cada uno debe saber qué debe hacer en todos los niveles, nunca perder el rumbo, darle al trabajo un toque personal.

A continuación compartimos algunos consejos de Sánchez para mejorar como empresarios:

  • Siempre ser honesto con los clientes y preguntarles si están satisfechos.
  • Noperder la flexibilidad y cambiar si es necesario.
  • Conocer y aprender de tu negocio.
  • Capacitarte constantemente.
  • Hacer caso al sexto sentido.
  • Estar convencido que uno no sabe todo.

Pymempresario ¿Y el futuro? ¿Piensas retirarte Gilberto? La respuesta es contundente NO, me encanta lo que hago.

Fernando Heredia

Deja un comentario