Propiedad Intelectual impulsa a empresarios a mercados globales

 En la era del conocimiento las economías de los países se miden también por la cantidad patentes registradas, marcas e investigaciones, las cuales se traducen en riqueza para el empresario y una sociedad, por ello es importante crear una cultura de registro de propiedad industrial.

Para Guillermo Fernández de la Garza, Director Ejecutivo de FUMEC (Fundación México Estados Unidos para la Ciencia) impulsar el registro de propiedad industrial o intelectual convierte a México en un país innovador con capacidades para competir internacionalmente en su participación en el 3er. Foro de Capital Emprendedor celebrado ayer en la Ciudad de México.

Cabe señalar que existe una mayor cantidad de entidades financieras de capital público o privado interesadas en invertir en empresas de alto impacto, es decir aquellas que tengan índices de crecimiento por encima del promedio, que en muchos casos son las orientadas a tecnología o aplicaciones medio ambientales.

Nacional Financiera, en colaboración con Amexcap y MexicoVenture, hizo este foro, edición Ciudad de México, un espacio en donde convergieron emprendedores, empresarios, fondos, inversionistas y participantes del ecosistema de capital emprendedor para exponer temas de financiamiento, financiadores, apoyos gubernamentales, aceleración de empresas mexicanas y exposición de casos de éxito.

Fernández de la Garza indicó  que dicho programa de apoyo a inventores, centros y empresas integra desde el apoyo en la redacción y presentación de sus solicitudes de registro de marca hasta la promoción y alianzas de nuevas iniciativas. 31 empresas se han acercado este programa; 22 han solicitado patente y nueve han solicitado modelos de utilidad.

También los inventores independientes y el sector académico han participado en este programa con necesidades para el registro de 4 solicitudes de patente y 10 modelos de utilidad.

La mejor forma de apuntalar el negocio si está basado en investigaciones o patentes es el registro, según los consultores Álvarez de Lucio, existen casos que cuando el empresario no registró su marca, después recibe una notificación de demanda, cuando investiga resulta que el contador que trabajó en la empresa años atrás, la registró ante el IMPI y ahora tendrá que enfrascarse en un juicio con pocas esperanzas de ganarlo.

Fernando Heredia

Deja un comentario