¿Seguirás buscando en el lugar equivocado?

Aguardar, alargar, arrinconar, atrasar, degradar, demorar, descuidar, despreciar, despreocupar, menospreciar, olvidar, prolongar y  supeditar…

Y sigue buscando, seguramente harás una lista más larga que tu última carta a Santa…

¿Perteneces a la generación “Del mañana”?

Si de esos que hoy no tienen tiempo y por alguna razón creen que mañana si lo tendrán; quienes prefieren frenar sueños o peor aún alegan que no tienen tiempo para soñar.

¿Estás en donde quieres estar?

¡Claro! … De otra manera, tu búsqueda por un mejor negocio jamás estaría limitada a la crisis, la inseguridad, el frío, y tantas cosas que agregas al vocabulario para permanecer en tu zona cómoda.

¿Hace cuánto iniciaste el negocio?

¿Estás ubicado en el lugar correcto? ¿Cuántos prospectos trajó tu última publicidad? ¿Qué cambiaste respecto a la anterior estrategia?

Y ¿tus empleados? Seguro saben qué esperas de ellos, y el camino para llegar a la meta ¿Cierto?

Estos son algunos puntos que como Dueño de Negocio “deben y tienen” que ocuparte por lo menos 6 horas a la semana.

¿Cómo vas? ¿Qué has probado? ¿Qué aprendiste?

Postergar no sólo es un mal hábito, es igual a “cáncer terminal para tu negocio”… y ¿permanecerás estático?

El 19% del fracaso empresarial depende de “En cuanto tenga un momento”… ¿Te sumarás a la estadística?

¿Sabes que eres tu peor freno? … También tu más cruel crítico y verdugo mental.

Este es el momento para trabajar y desaparecer los síntomas, antes que determines las horas que le queden a tu empresa.

Piensa 3 minutos qué quieres y el objetivo por el cual trabajas cada día.

Escribe todas las ideas que harán la diferencia entre lo que tienes y lo que quieres.

¿Parecen locuras? Probablemente lo son, pero tu experiencia y creatividad, te harán ajustarlas.

Reúne a tu equipo y comenta tus ideas, al terminar cerrarás la boca y preguntarás así: ¿Cómo haremos para que funcione? (Pide el cómo sí y a la primera excusa pasa a la otra persona)

¡Pregunta! Si alguien hace algo parecido o se mueve de manera ágil en ese punto, puede ser tu guía.

Recuerda:

  • La negación es el principio de la enfermedad.
  • Las excusas involucran todo lo que NO controlas.
  • La culpa incumbe a todos (menos a ti).

En cambio, la responsabilidad te incumbe sólo a ti y es el rasgo que te identifica como una persona confiable.

Las piedras debemos quitarlas del camino, en lugar de llenar de piedras nuestro camino.

¿Qué harás hoy?

Jorge Guadarrama Grimaldo, Coach de Negocios/Empresarial

Deja un comentario