¿Ya checaste si aún sirven tus recibos?

Hasta el 31 de diciembre serán válidos los recibos fiscales impresos que algunas empresas mandaron a hacer para no tener que migrar a la facturación electrónica el año anterior, si es tu caso ¿te has fijado si aún son vigentes? Pues la Asociación Mexicana de Proveedores Autorizados de Certificación (Amexipac) ha detectado que para muchos empresarios el plazo ya ha vencido y no lo han notado.

En la parte inferior de las facturas impresas se especifica la vigencia de las mismas, el hecho de que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) haya autorizado su uso hasta el último día de 2012 no implica que puedan utilizarse después de la fecha indicada en cada caso, como explica Javier Vega, presidente de Amexipac, “muchas facturas ya están caducando por eso es muy importante que las empresas hagan esa precisión”.

Pero aun cuando tengas hasta diciembre para utilizar estos comprobantes en papel no deberías esperar hasta el último momento para buscar la solución de facturación electrónica que se adecue a tus necesidades, ya que es muy probable que tengas que hacer largas filas. De acuerdo a cifras del SAT, alrededor de 150 mil empresas todavía no realizan el trámite para obtener la Firma Electrónica Avanzada (Fiel) la cual se obtiene a través de citas, debido a ello se estima que habrá muchos empresarios realizando este proceso al último momento.

Una vez que realices este trámite empezar a facturar es sencillo, aunque deberás tomar alguna precauciones pues para que estos documentos tengan validez es necesario que estén aprobados por un Proveedor Autorizado de Certificación. En México sólo existen 58 empresas autorizadas a brindar este servicio, es importante que verifiques con el proveedor de facturación que más se ajuste a tu perfil que trabaje con alguno de estos PAC comprometidos con un código de ética y con el manejo seguro de la información.

Vega advierte que aquellos empresarios que dejen la búsqueda de su proveedor de facturación hasta el último momento corren el riesgo de no poder elegir el sistema adecuado o hasta llegar a ser engañados, “algunas organizaciones revenden los servicios de un PAC y no es un mecanismo confiable porque no hay un contacto directo”.

Si tu operación fiscal está en manos de un contador externo, no lo dejes todo en sus manos, es mejor que te involucres, pues la Amexipac ha detectado que incluso algunos de ellos no están bien informados, “algunos apenas están haciendo sus propios trámites y así cómo van a asesorar”.

Por otra parte, aunque tienes la opción de obtener tu código de barras bidimensional y continuar emitiendo facturas impresas, Vega habló sobre las ventajas de migrar al esquema electrónico, “de acuerdo con el código fiscal para la factura impresa se debe utilizar un dispositivo de seguridad, pero el código de barras ni es dispositivo ni es seguro porque se puede escanear, robar la identidad y repetir la factura”.

Añadió que con la facturación electrónica es además mucho más sencillo llevar el control ya que queda el registro de la operación, y finalmente, si tienes la aspiración de vender a grandes empresas será casi indispensable que factures con este método.

Ariadna Cruz

También podría interesarte:

Cómo elegir a un proveedor de factura electrónica

Deja un comentario