La Factura Electrónica: colabora con un cierre de año exitoso

Todos esperamos el cierre de 2012 con éxito. Una de las actividades a realizar, sin duda, es elegir el esquema de facturación, en dado caso que seamos un contribuyente que aún continúa entregando facturas en papel de Impresor Autorizado.

 

Recordemos que este 31 de diciembre es la fecha en que concluye la vigencia de este tipo de comprobantes y lo más importante es hacer una elección de los esquema válidos y vigentes para el 2013: Factura Electrónica con CFDI o facturación con Código de Barras Bidimensional (CBB).

La Factura Electrónica es el primer elemento para automatizar los procesos de una empresa y colabora en el cierre de año; ya que al ser digital agiliza los procesos de facturación y de contabilización.

Partimos de que la factura es el documento o comprobante fiscal que ayudará a determinar, primero, los ingresos y egresos y, en segundo lugar, las cantidades a deducir.

Al utilizar un software empresarial para la facturación electrónica, no sólo se automatiza el proceso de emisión y recepción de comprobantes fiscales digitales; también colabora con la exportación automática de información para realizar la contabilización el cierre de año.

Si un software empresarial, esa actividad sería es manual y requeriría invertir más tiempo y recursos humanos para determinar y conciliar la información comercial con la contabilidad; considerando, claro, la cantidad de operaciones que se tengan en las empresas.

El software empresarial para facturar electrónicamente, como el de CONTPAQ i, trabaja en conjunto con uno de contabilidad; y de este modo los cierres de años son automáticos y más ágiles, y el empresario tiene la posibilidad de determinar declaraciones de impuestos anuales y mensuales, presupuestos y cierres de facturación.

A raíz de la iniciativa de Factura Electrónica en México, se hace más importante utilizar un esquema de facturación digital, ya sea CFDI o CBB. Si bien, expresó Samuel Pérez Carvajal, Gerente de Marca de Factura Electrónica de CONTPAQ i, el objetivo central es la recaudación de impuesto, desde el punto de vista de CONTPAQ i representa una medida para impulsar la automatización de los procesos de una compañía para incrementar su productividad y competitividad, tener procesos más ordenados y hacer una mejor toma de decisiones.

“Lo primero que tienen que hacer los encargados de dirigir la empresa, como lo son los empresarios o contadores, es organizar los tiempos y si no han elegido CFDI o CBB considerar que la fecha límite es este 31 de diciembre. Asimismo, dividir los tiempos para hacer cierre e ir planeando presupuestos, así como un balance de ingresos y egresos para dicho fin”, dijo Pérez Carvajal.

Por lo anterior, las recomendaciones son:

Solicitar facturas con anticipación y fecha límite de entrega, esto para ser verificadas por el área de finanzas y así evitar que gastos correspondientes al 2012 no se entreguen, además que nos causen una complicación en el siguiente año.

También es necesario planear tus proyecciones fiscales cuando estén listos el pre-cierre del 2012, porque es posible saber con anticipación cuál será el resultado fiscal para la compañía, incluyendo cuanto tendremos que pagar de impuestos en la declaración anual que vendrá al concluir el primer trimestre del 2013.

Comenta Samuel Pérez que a partir de un análisis financiero se inicia una proyección para el siguiente ejercicio fiscal, donde podemos planear ingresos y egresos tomando en cuenta lo facturado, el negocio que se ha cerrado y que continuará, además de la reforma laboral que es algo sumamente importante para cubrir puntualmente con las reglamentaciones tanto laborales como fiscales.

Adriana Maass

Deja un comentario