Pasos a seguir para formar mandos medios

¿Es momento de delegar el proceso de algunas de las áreas de tu empresa? No tienes porque insistir en seguir siendo el jefe de cada departamento en tu organización, con la capacitación adecuada podrás contar con el personal que en un cargo gerencial se hará cargo de mantener el éxito de tu negocio.

Michael Page, firma de reclutamiento especializado, señala a la comunicación y flexibilidad como las claves cuando se está formando un mando medio pues se estará enfrentando a una persona a un escenario con objetivos y nuevas responsabilidades.

Antes que nada es importante entender que los modelos de empleo están cambiando, “con la incorporación de la Generación Y las compañías y el modelo de gerente tradicional están cambiando. Por lo que, para el manejo de un nuevo equipo, es clave fomentar una buena comunicación y establecer objetivos reales que se puedan cuantificar. Asimismo es indispensable brindar feedback constante sobre el desempeño y presentar un escenario desafiante para retener al talento”, señaló Salim Bitar, Director en Michael Page México.

La compañía propone cinco puntos a seguir cuando se está formando personal para mandos medios:

– Si decides darle la oportunidad de ascenso a una persona que ya forma parte de la organización y el área en donde deseas que se haga cargo, decisión inteligente pues te permitirá ahorrar en parte de la capacitación pues el trabajador ya conoce las necesidades y objetivos de su departamento, deberás establecer claramente sus funciones, señalar cuáles deben ser sus prioridades inmediatas, a mediano plazo y a largo plazo, así como los principales problemas a resolver; en este caso permite que el empleado de su opinión al respecto.

– Desarrollar sus habilidades. Desde el inicio busca tareas que deba resolver y mide su creatividad para solucionar problemas. Es importante además que le muestres cómo debe motivar al equipo de trabajo y cómo deberá evaluar el desempeño de sus colaboradores reconociendo sus logros.

– Forma su liderazgo. En un mando medio no sólo se debe supervisar proyectos, personas y horarios, también debe realizarse el papel de líder. Es por ello que debes elegir a alguien que tenga empatía con sus colegas y equipo de trabajo.

– Enséñale a delegar. Es muy probable que el empleado esté tan acostumbrado a sus tareas cotidianas dentro de la organización que le será difícil salir de su rutina, aun cuando tenga nuevas responsabilidades a su cargo, pero si de verdad quieres a alguien a quien confiar el área éste deberá ser capaz de delegar funciones a las personas correctas promoviendo las habilidades de su equipo, esto es importante porque podría darse el caso en que, celosos de su nueva posición no desee compartir conocimientos o no fomente el desarrollo de habilidades.

– Debe repetir atributos claves. Las fortalezas que imprimiste en el área o que el gerente anterior llevó a cabo con éxito no deben perderse, aunque se de la oportunidad de proponer y buscar opciones de mejora, especialmente cuando se trata de una persona que por primera vez se enfrenta a esta responsabilidad, es indispensable que le des las claves o puntos que impulsaban el buen manejo del área, en ese sentido deberás ganar su confianza para que se sienta cómodo en caso de presentarse alguna duda o problema para ayudarle a entender dónde están sus atributos y en dónde se encuentran sus áreas de oportunidad.

Ariadna Cruz

También podría interesarte

Capital humano: único diferenciador hoy en día

Deja un comentario