Proyecta la imagen que quieres hoy y siempre

La primera impresión jamás se olvida. Todos nos sabemos este dicho pero ¿cómo aplicarlo a nuestro negocio?

Lo primero es entender lo que nosotros mismos decimos tanto de nuestro negocio como de nuestra persona. En relaciones públicas siempre dicen que cuando hablemos con los demás hay que enviar un mensaje clave, el cuál dice quien es nuestra compañía, lo que queremos que recuerden y lo que queremos que hagan.


Esto también ocurre con nuestro aspecto, tenemos que estar siempre listos para una reunión de trabajo y proyectar lo que en verdad somos. Si cuando te miras al espejo estás seguro de tu aspecto para una reunión de trabajo importante es un indicativo de que proyectarás la imagen adecuada.

Por supuesto esto depende del giro de tu empresa, hay algunas profesiones que admiten atuendos más casuales, por ejemplo jamás acudiríamos a un abogado que vista tenis y jeans pero eso cambia si es un diseñador gráfico. Es por eso que de acuerdo a nuestro giro es importante adecuar nuestra vestimenta.

Si tienes dudas lo más conservador es lo mejor, pes así no corres el riesgo de estar mal vestido y proyectar una imagen poco profesional.

Aquí algunas recomendaciones que los expertos en Recursos Humanos dan para salir avantes, si es que no te sientes seguro de cómo proyectar una imagen profesional y confiable a tus clientes, te damos los siguientes tips.

Por norma general,son mejores los colores conservadores en algún tono azul o gris. Usar un color negro puede resultar demasiado serio para atenuarlo asegúrate de ponerte algo de color cerca de la cara.

No uses prendas informales tales como: sandalias, chanclas o calzado por el estilo. Evita las chamarras de cuero.

Si eres mujer, no te pintes las uñas con colores chillones ni estrambóticos. Un aspecto pulcro es mejor.No conviene usar pantalones de pescador. Tampoco calentadores en las piernas.

Evita cargarte de joyería innecesaria y vigila los complementos. Es mejor usar bolsos discretos y con estilo.

Si optas por llevar falda, usa medias, aunque haga calor.

Es preferible usar camisas que camisetas. Si la situación lo requiere, lleva corbata

Si eres hombre usa traje, comprueba que te quede bien. Ni demasiado holgado, ni demasiado estrecho. Intenta llevar trajes a la moda.

Cambia la apariencia de tu forma de vestir para una segunda reunión, es importante que no siempre vayas con el mismo color. Una reunión de trabajo no es el lugar adecuado para presumir que estás a la moda, aunque si te dedicas a alguna carrera relacionada al arte, puedes ser un poco más apropiado.

Adriana Maass Saad

Deja un comentario