No dejes sin protección tu marca o ingenio

Los emprendedores y Pymempresarios siempre se han caracterizado por su  gran capacidad de crear y de ingenio para resolver problemas dentro de sus esquemas de trabajo,  además de generar nuevos productos y marcas.

Cuando un empresario crea un producto, proceso o marca es necesario que se proteja esa propiedad intelectual – industrial.

Una patente es un derecho exclusivo concedido a una invención, que es el producto o proceso que ofrece una nueva manera de hacer algo, o una nueva solución técnica a un problema. Ésta proporciona protección para la invención al titular de la patente. La protección se concede durante un período limitado que suele ser de 20 años.

A partir de ésta capacidad de invención es como se crea una marca, el cual es un signo distintivo que indica que ciertos bienes o servicios han sido producidos o proporcionados por una persona o empresa determinada.

Un diseño industrial es el aspecto ornamental o estético de un artículo. El diseño industrial puede consistir en rasgos en tres dimensiones, como la forma o la superficie de un artículo, o rasgos en dos dimensiones, como el dibujo, las líneas o el color.

Los diseños industriales se aplican a una amplia variedad de productos de la industria y la artesanía: desde instrumentos técnicos y médicos a relojes, joyas y otros artículos de lujo; desde electrodomésticos y aparatos eléctricos a vehículos y estructuras arquitectónicas; desde estampados textiles a bienes recreativos.

De acuerdo con la firma  en protección intelectual Álvarez Delucio, hay casos en que los mismos empleados registran las marcas primero, son despedidos o se van  y después abren un juicio de demanda a la empresa, resultando altamente costoso.

El trámite consiste en  llevar la solicitud de patente la cual es una memoria descriptiva de la invención, de ejemplos de cómo llevarla a cabo, de dibujos (en su caso) y de un capítulo reivindicatorio, que consta de las cláusulas que describen la invención, y que serán las que describen el objeto de la invención, y donde recae la protección legal de la misma.

Para diseños industriales y modelos de utilidad, una solicitud consta de la memoria descriptiva, de dibujos y de reivindicaciones.

Todo esto se presenta en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, en su oficina central o en sus oficinas regionales, llenando el formato de solicitud y presentado la memoria descriptiva, para obtener una fecha de presentación.

No dejes sin protección tu ingenio, recuerda siempre de hacer los arreglos legales pertinentes para resguardar tu negocio.

Adriana Maass Saad, con información del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial

Deja un comentario