Cuál es el momento adecuado para un financiamiento

El tiempo adecuado para tramitar un crédito nunca tendrá que ser cuando  se tiene “el agua al cuello en términos de negocio”, en cambio es aquel en que el empresario anticipe hechos, cuente con el flujo de efectivo constante y quiera crecer o aprovechar una oportunidad, por ello es importante considerar los plazos de autorización, porque los bancos usualmente, si lo llegarán a otorgar, pueden tardar meses. Las Sociedades Financieras Populares (SOFIPOS) que hacen crédito PyME lo hacen hasta en 10 días.

Para José Manuel González, director de Nuevos Negocios de Te Creemos, firma que es una financiera popular  para conocer  si será rentable un financiamiento a solicitar por parte del empresario hay que hacer un breve estudio, lo más real posible, con distintos escenarios, el optimista y el pesimista. Deberá estar fundamentado en hechos realistas, pedidos fincados, contratos firmados y evitar al máximo, los “si sucede esto, entonces pasará lo otro”;  y se cae en un mar de suposiciones.

Además el directivo explica que se deberá estimar los ingresos esperados por la inversión realizada así como los costos y gastos implicados, incluido el gasto financiero. En un escenario “pesimista” la relación debería, por lo menos estar en punto de equilibrio. Una empresa podrá pedir financiamiento si genera flujo de efectivo con suficiente regularidad. Parte del efectivo podrá ser comprometido mensualmente para liquidar un financiamiento, a su vez utilizado para el crecimiento del negocio.

Es importante que no todo el efectivo sea comprometido en un financiamiento. La empresa requiere operar. “Todo mundo sabe cuánto puede pagar mensualmente, de forma cómoda” señala González.

Por lo anterior como recomendaciones que considerar al momento de pedir un financiamiento se encuentra lo siguiente:

El principal aspecto, es que un financiamiento es un compromiso. La forma como será cumplido, dejará huella en el empresario y si es bien pagado, le serán abiertas puertas a otros financiamientos; y al contrario, de no cumplir, le puede significar que nunca nadie más lo financie de manera convencional e institucional.

Otro punto  importante, es que los empresarios son a veces tentados a falsear su información con el objetivo de obtenerlo. La información falsa, tarde o temprano sale a flote. Es mejor mostrar la cara real de la compañía y así el financiador podrá proponer la mejor solución dadas las circunstancias.

Para mayores informes www.tecreemos.com o al 01 800 400 22 33 (lada sin costo)

Fernando Heredia

Deja un comentario