Tips para acceder a capital nuevo

on mucho esfuerzo y generalmente invirtiendo sus ahorros y en algunos casos los de sus amigos y familiares, los emprendedores suelen poner en marcha sus negocios, sin embargo, para poder convertir su idea en una verdadera empresa requieren inyectar más capital y estas son algunas recomendaciones para lograrlo.

Ernst & Young México señala que es común que los emprendimientos mexicanos lleguen a un punto de desgaste con problemas financieros y poca infraestructura consecuencia del acceso limitado a capital fresco, “una de las opciones más atractivas es la inyección de capital privado. Los fondos de Capital Privado, de Riesgo (Venture Capital) y los llamados Inversionistas Ángeles, buscan proveer capital fresco y profesionalizar a la organización”.

La organización explica que a diferencia de los créditos con la banca comercial e intermediarios financieros que implican un egreso obligatorio y riesgos en el proyecto por la volatilidad en las tasas, la inyección de capital por parte de un inversionista financiero provee cierta flexibilidad, sinergias con los socios y generación de valor agregado para la empresa.

Detalla que en México algunos fondos de Capital Privado y Venture Capital son: Advent International; Wamex; Darby; Gerbera Capital; Ignia Fund; y Latin Idea.

Aquellos emprendimientos interesados en obtener financiamiento de estos fondos, de acuerdo con Ernst & Young, deben cumplir algunas características como:

–  Contar con un plan de negocio que demuestre que la idea es  negocio.

– Dar la confianza de que el equipo del empresario y/o emprendedor tiene las habilidades necesarias.

–  Innovación como elemento de diferenciación de la empresa.

–  Proyecciones financieras.

– Demostrar que la compañía genera ventas de productos y servicios en el mercado y flujo de efectivo.

–  Apertura en la negociación.

Predisposición al cambio.

– Buscar asesoría de especialistas financieros y legales.

“Hoy en día, las empresas que deseen tener acceso a capital fresco deben prepararse adecuadamente para negociar con un inversionista financiero”, advierte Ernst & Young.

Ariadna Cruz

También podría interesarte

Tres razones por la que podría fracasar tu empresa

Deja un comentario