Inculca en tus niños el amor por tu empresa

Muchos empresarios sueñan con heredar su negocio, y ver a sus hijos felices e involucrados con la organización que tanto les costó sacar adelante, el problema es que muchos cometen el error de no compartirles desde que son niños, los retos y satisfacciones de la empresa.

Si quieres que desde pequeños vean a la empresa como una opción para su futuro debes tomar en cuenta los cambios generacionales, considera por ejemplo que Accenture reveló que en México, los llamados Millennials representan a más de 39 millones de personas de la población y se caracterizan por una educación y un estilo de vida profundamente digital, por lo que para esta generación siempre conectada, la tecnología móvil está ligada a sus esfuerzos por iniciar, mantener y heredar su patrimonio.

Algunos consejos para que tus hijos se involucren con el negocio son:

Muéstrales los procesos de la empresa. No dejes que perciban el negocio como algo ajeno e incomprensible, hazlos parte de la administración, puedes darles funciones sencillas, o simplemente explicarles cómo funciona.

– Si quieres que amen tu negocio no te muestres frustrado o molesto cada vez que hablas de él, es cierto que en ocasiones no es fácil ser el responsable de una empresa pero si tienes este comportamiento provocarás una imagen negativa del negocio en tus pequeños.

No les permitas  tomar dinero como si fuera su banco. No separar las finanzas personales de las empresariales es uno de los errores más comunes, tú mismo tienes que dar el ejemplo y mantener la mejor administración, así que no debes permitir que tu hijo lo haga, pues tiene que aprender que el dinero proviene del esfuerzo que estás haciendo.

– Cuando tengas la oportunidad de dar algún gusto a tu familia debido al éxito de tu empresa, menciona a tus hijos que es gracias a la dedicación y tiempo que has invertido, no se trata de exagerar sólo de que valoren los beneficios de tu negocio.

Comparte los retos y las satisfacciones, si cerraste una venta importante o si fue un mes complicado en ventas comparte con ellos estas situaciones y lo que piensas hacer para enfrentarlas de la mejor manera, puedes incluso pedirles su opinión, sus ideas podrían sorprenderte.

– Algo muy importante es nunca obligarlos a ser parte de la empresa, en ocasiones no importa cuanto esfuerzo se ponga, la vocación de los hijos está en otro empleo, así que no vale la pena incluirlos a la fuerza en el negocio familiar, pues de hacerlo puedes estar seguro de que no pondrá interés y podría terminar por quebrar la empresa que tanto amas.

– Finalmente no permitas que tu empresa sea un obstáculo en su relación, tu vida no puede girar sólo en relación con tu empres, debes desarrollar en tus hijos el gusto por el estudio, brindarles una alimentación saludable y fomentar una buena comunicación con ellos para crear un lazo de confianza que les ayudará en su autoestima y propia seguridad.

Ariadna Cruz

También podría interesarte

Cinco puntos para convertir a tus hijos en emprendedores

Deja un comentario