¿Tu empresa debe operar con recursos externos o propios?

En diferentes ocasiones invertir en materia prima  implica prescindir de liquidez de efectivo  durante un periodo que involucra tiempos de almacen, además de  ciclos como el de producción (transformación), distribución,  venta y finalmente, cuando se realizan las cuentas por cobrar, que en resumen podrían ser un periodo  de 90 o 120 días.

Para José Manuel González, director de Nuevos Negocios en Te Creemos, es importante preguntarnos: ¿Debo trabajar con mis propios recursos o con recursos externos? ¿Tengo los recursos para sostener el ciclo financiero de mi negocio? En ese sentido,  lo primero es  determinar de manera muy objetiva si tenemos la liquidez necesaria para invertirla en materia prima.

Por lo anterior, las preguntas sobre el flujo de efectivo y su impacto en el negocio surgen, pero   es sano cuestionarse de la siguiente forma: ¿Puedo y quiero dejar de disponer de esa liquidez? Donde el análisis señala que si no se cuenta con ella, no hay opción, habrá que buscar la forma de financiarla aún con la pena de parar la producción.

En el caso positivo de contar con liquidez, hay que estimar el ciclo de retorno de esa liquidez, es decir, en cuántos días se vuelve a  generar el efectivo invertido.

“Si se está en condiciones, habrá que estirar esa liquidez solicitando crédito al proveedor, siempre y cuando no tenga costo. Además se deberá prever el contar con  líneas de crédito para cualquier eventualidad”, señala el directivo de Te Creemos.

¿Qué tipo de materia prima debo financiar o cuándo?

Se financia materia prima cuando los ciclos de transformación en efectivo son largos y podrían comprometer la liquidez operativa de la empresa. Es claro que habrá que evaluar el impacto que tiene el costo financiero sobre el precio de compra integrado de la materia prima, comenta el experto.

González señala que  es común que los proveedores financien directamente la materia prima, en ese caso el  costo del financiamiento suele ser bajo y a veces nulo, aunque lo más probable es que haya sido integrado  en las condiciones de precio, por eso, si se paga al contado se obtiene mejor precio.

A continuación 5 estrategias sobre el financiamiento de materia prima que nos comparte Te Creemos:

1.-Es importante  evaluar la búsqueda de financiamiento en una institución financiera, como por ejemplo las SOFIPOS y negociar con el proveedor “precios en efectivo” y en volumen.

2.-Los descuentos obtenidos con el proveedor  compensan con creces el costo financiero del crédito externo y pueden abaratar el costo integral.

3.-La disciplina es necesaria  para cuando la materia prima es convertida en efectivo porque ha sido vendida, se debe liquidar el crédito y de esta forma tenerlo disponible para requerimientos  subsecuentes. Siempre será importante negociar la posibilidad de preliquidar los créditos sin penalidad.

4.-También es indispensable planear los financiamientos y asegurarse que se van a disponer en el momento que se requieren, ya que algunos créditos bancarios pueden durar meses.

5.- Financiar materia prima  es una forma de medir el crecimiento. Cuando se depende de la liquidez propia para comprar materia prima, si llegara un pedido grande, por ejemplo, sólo se puede atender si la financiamos.

Para apuntar, Te Creemos  otorga préstamos para compra de materia prima a los PyMEs en 10 días.

Para mayores informes www.tecreemos.com o al 01 800 400 22 33 (lada sin costo)

Fernando Heredia con información de Te Creemos

Deja un comentario