Cómo controlar el consumo de tabaco en la empresa

Para muchos es un placer culposo, un hábito que aseguran los ayuda a relajarse, concentrarse, hasta a trabajar mejor, pero cuando se trata de fumar cigarrillos dentro de la empresa es necesario establecer algunas reglas.

El Atlas del Tabaco de la Fundación World Lung estima que a nivel mundial, mueren cada año 600 mil personas debido al humo de cigarro, es decir los llamados fumadores pasivos que si bien no consumen los cigarrillo de manera directa sí están expuestos al humo y tienen importantes riesgos de sufrir enfermedades coronarias y cáncer de pulmón.

De ahí la importancia de que unos respeten a los otros, para algunos el dejar de fumar no es una opción, pero no por ello, tienen que afectar a terceros, principalmente a mujeres y niños que suelen ser los más afectados.

Si no quieres prohibir que se fume en la empresa pide que sólo consuman cigarrillos en áreas ventiladas, ya sea que salgan a la calle o que exista un espacio destinado al cual se recomienda que no entren personas que no fuman.

Además es importante inculcar en los empleados el hábito de desechar las colillas adecuadamente, prohibiendo que las tiren en la calle por ejemplo.

Para los empresarios que consideran prohibir o reducir este hábito en la organización podrían pedir a los fumadores que asistan a una plática donde se les pida reflexionar sobre estadísticas como estas:

Cada segundo fallece una persona a causa de alguna enfermedad relacionada con el consumo de cigarrillos.

– El tabaco es responsable de la muerte de uno de cada 10 adultos.

Consumir tabaco aumenta el riesgo de padecer ataques cardíacos, apoplejías, enfermedad pulmonar crónica y cáncer, especialmente en pulmones, boca, laringe, esófago, vejiga, riñón, páncreas y cuello del útero.

– Los cigarrillos cuestan cada año a la economía mundial 200 mil millones de dólares.

En México se necesita más de media hora de trabajo para comprar un paquete de cigarros, lo que significa que es poco costeable su consumo.

La población adulta, de 18 a 65 años, gasta en promedio 400 pesos mensuales en tabaco, y los adolescentes, de 12 a 17 años, invierten al mes poco más de 300 pesos.

– Considerando que el salario mínimo más alto en México es de casi 65 pesos diarios se estima que la población adulta invierte en promedio seis días de salario mínimo en cigarros.

Las enfermedades relacionadas con el tabaquismo se desarrollan lentamente, en la mayoría de los casos se diagnostican después de los 40 años y requiere en sus últimas etapas de atención especializada es decir que ocasionan un alto costo social, familiar e institucional.

– Los adultos que fuman a menudo insistan a los jóvenes a fumar, por ejemplo a sus hijos.

Así, si te encuentras con personas en la empresa que están dispuestos a renunciar al cigarro pídeles que formen entre ellos un grupo de apoyo pues para lograr el cambio es importante el autocontrol, la motivación y las habilidades de afrontamiento.

Cabe destacar que en 1987, la Asamblea Mundial de la Salud marcó el 31 de mayo como el Día Mundial sin Tabaco con el objetivo de hacer hincapié en el problema que constituye el consumo del mismo.

Ariadna Cruz con información del Inegi

También podría interesarte

Tolerancia en la oficina, valor fundamental

Deja un comentario