Lecciones para ser una PyME competitiva

En una empresa están en juego muchos factores que la pueden llevar al fracaso o a diferenciarse de su competencia, aquí te proponemos cinco elementos que te ayudarán a definir si tu empresa es competitiva o no.

Francisco Rodríguez, coordinador de proyectos de desarrollo de proveedores, comenta que el mercado se ha ido modificando a una gran velocidad por lo que las PyMEs no pueden quedarse atrás si desean continuar su desarrollo.

El especialista detalló que los planes de mejora, equipos de trabajo, capacitación de personal, los clientes, la calidad de los productos, el nivel de servicio, los tiempos de entrega, los precios y los competidores son puntos que no pueden descuidar, y que se han ido modificando en los últimos 13 años.

Rodríguez propone a los empresarios reflexionar sobre los siguientes puntos para medir su nivel de competitividad:

–   Trabajo en equipo. En el 2000 se le daba más importancia a alcanzar los objetivos de una forma individual; en la actualidad es importante saber trabajar en equipo, pues los objetivos se alcanzan con mayor facilidad, “para ello, debemos dejar de ser tan yoistas y aplicar un nosotros continuo”.

–   El cliente. Con el paso del tiempo el comprador le ha dado una importancia fundamental a la calidad de los productos, en el 2000, no se era tan exigente, sin embargo los estándares que se exigen hoy en día son muy altos, el día de mañana, lo serán más.

–   El precio. Se tiene que ofrecer un buen servicio a un buen precio, ambos mejores a los de la competencia, manteniendo siempre una buena relación entre los dos factores.

–   La cadena de valor. Se trata de conocer mis capacidades como empresa. Saber si tengo la capacidad para satisfacer las necesidades de mi cliente con mi producto y si mi proveedor puede satisfacer mis necesidades para poder así satisfacer a mi cliente.

–   Trabajo por objetivos. Hay que saber trabajar esquemáticamente, aunque seamos una PyME cada persona dentro de la organización debe cumplir con sus tareas, no todos, todas las tareas, pues los objetivos se pierden.

El coordinador agregó, “para ser una PyME competitiva debemos cuidar cada uno de estos puntos, y buscar siempre mejorar nuestra calidad, nuestros tiempos de entrega, nuestra competencia en relación al precio, pero sobre todo ser innovadores”.

Daniela P. Mioland

Deja un comentario