7 pasos para tomar con calma el trabajo

La relajación es una liberación profunda de todas las tensiones de la vida mediante la concentración en uno mismo. Sólo alcanzando en paz la unidad de nuestros elementos internos podremos hallar la verdadera armonía. Aprender a relajarse es un paso importante para encontrar tal armonía.

El más sencillo de los ejercicios  de relajación es la respiración completa, la cual implica la expulsión de todo el aire usado de los pulmones antes de llenarlos de aire fresco, así como de poner la totalidad del torso en condiciones de participar en la respiración.

Además de una respiración profunda puedes intentar:

1.- Busca espacios diferente y libres, como la terraza, el patio, sal a dar una vuelta a la manzana, etc.

2.-Suelta un poco cualquier cosa que presione tu cuerpo

3.-Parate derecho, mueve tu cabeza hacia delante, atrás, derecha e izquierda, estirando tu cuello y luego rótala lentamente de derecha a izquierda y de izquierda a derecha.

4.-Pon tus hombros hacia atrás y luego hacia delante, todo que puedas; levanta tu hombro derecho y luego déjalo caer suavemente y repítelo con el izquierdo, al subirlo inhala y al bajarlo exhala.

5 .-Levanta tus brazos lo más alto que puedas, imaginando que puedes tocar el cielo con tus manos, y toma todo el aire que puedas al levantar los brazos, sostenlo por unos segundos y luego baja los brazos lentamente y exhala de igual forma, espera un momento  para repetirlo.

6.- Lava tus manos hasta la muñeca, toma un pañito o una toallita húmeda y pásala por tu cuello, detrás de las orejas y la zona cervical, y toma un vaso de agua fresca.

7.- Pon música que te guste, como de fondo, te ayuda a concentrarte ya dejar la mente libre de pensamientos ajenos a lo que estás haciendo.

Además de todas estas técnicas si el estrés continúa puedes hacer ejercicios de relajación profunda, no te tomará mucho tiempo una opción para los principiantes es el sitio www.calm.com que te lleva de la mano para relajarte durante 2, 10 o 20 minutos y poder continuar tu trabajo del día.

Adriana Maass

Deja un comentario