7 puntos legales que no debes olvidar

Entre la administración, la contabilidad, las ventas, el inventario y la nómina muchas veces los empresarios se olvidan de la importancia que tiene la parte legal para mantener su negocio en los mejores términos, si es tu caso, estos son los puntos básicos que no puedes pasar por alto.

El Lic. Carlos Álvarez, del despacho Álvarez de Lucio, explica que muchos empresarios que inician su negocio se enfocan sólo en los aspectos operacionales y descuidan los legales, lo que después puede ocasionarles serios problemas.

Si ya tienes tu empresa pero nunca te has preocupado por los temas legales, no es tarde, estos son los más importantes:

Formal establecimiento. Tienes que registrar tu empresa ante Hacienda. Piensa que si generas ingresos sin reportarlos corres el riesgo de terminar pagando más de lo que originalmente tenías la obligación de aportar.

Reglamentación. De acuerdo al giro de tu negocio hay algunas reglas que deberás cumplir desde tener el permiso para el local hasta reglas específicas de sanidad.

Registros. Si tienes una marca, logo o invento no olvides hacer el registro correspondiente para que nadie más pueda usarlos.

Contratos. Aunque sientas que estás entre personas de confianza siempre debes poner todos los acuerdos por escrito y conservar los documentos para tu protección, ello incluye tratos con proveedores, trabajadores y en algunos casos hasta con los clientes.

Análisis de proveedores. Aun cuando pudieras encontrar un precio más barato no realices transacciones con empresas que no están debidamente registradas, puedes terminar en problemas.

Relaciones entre socios. No importa si es tu familia o mejor amigo cuando se trata de negocios es mejor dejar todo claro y eso incluye tener por escrito los términos en que se dará la relación laboral.

Respeto por la propiedad intelectual. Es común que las empresas realicen imitaciones de nombres, marcas, emblemas o elementos distintivos de compañías famosas o establecimientos de mayor tamaño para tratar de beneficiarse de su prestigio, pero tienes que tener un elemento diferenciado para evitar el riesgo de que el propietario de la marca pueda demandarte impidiendo que continúes con tus actividades.

Es muy probable que no cuentes con los recursos para tener tu propio departamento legal en la empresa, pero no por ello debes descuidar este aspecto, si tienes dudas sobre la manera en que tienes que actuar en algunos casos lo mejor es que busques asesoría profesional.

Cuando tus dudas o problemas estén relacionados con propiedad intelectualÁlvarez de Lucio es un despacho legal especializado en el área que puede orientarte al respecto.

Ariadna Cruz

También podría interesarte

Marca la diferencia con tu marca

Deja un comentario