Ahorrar para prevenir

Las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) se diferencian ante las grandes compañías o multinacionales, por varios factores pero sobre todas las cosas por su capacidad para obtener capital o liquidez. Por eso en tiempos de crisis, las grandes empresas disponen de mayores posibilidades para soportar los cambios en el mercado a diferencia de las PyMEs.

Ante esta situación, es vital la utilización del ahorro como estrategia de fortalecimiento; disponer de él para generar una inversión o para capitalizar la compañía es quizá el único medio posible para resguardar la posición de la PyME.

Los expertos en finanzas recomiendan una estrategia que en realidad debe ser analizado como un objetivo: pensar en el largo plazo. Para las pymes que hoy atraviesan una grave crisis, es fundamental establecer medidas, prioridades, objetivos y logros comerciales a largo plazo.

Lo que hay que hacer es reducir los gastos y ahorrar; estas reducciones de gastos tendrán uno de dos impactos, aumentará los ahorros o reducirá las deudas que aumentará el ahorro neto

Toda crisis económica corresponde a un ciclo, el cual comienza, transita su pico máximo y vuelve a su estadía anterior, o sea, el bienestar financiero. Pensar en el largo plazo es una de las salidas a la grave situación de las pequeñas y medianas empresas.

Aquí algunos consejos que da la Secretaría de Economía para que las PyMEs puedan ahorrar:

Viajes: Resérvalos uno mismo y hacerlo con un poco de antelación es muy importante para no sucumbir ante la comisión amplia de centrales de reservas y precios desorbitados por últimas unidades o plazas.

Café: Algo tan habitual en las empresas como tomar un café puede convertirse en un gran coste, si lo consumimos a precio comercial, es mejor invertir en una máquina de café de calidad para toda la oficina.

Gastos de luz: Contadores de tiempo y movimiento, interruptores de potencia para detectar si hay alguien en la oficina o no, una inversión totalmente rentabilizada desde el primer momento. Si las luces están apagadas cuando no hay nadie se puede reducir la factura eléctrica en torno a un 40%.

Vigila tus gastos móviles: Hoy en día hay empresas que se dedican al control y gestión de los gastos en líneas y servicio de datos para teléfonos móviles; un servicio cada vez más usado por las empresas y que genera unos altos costos.

El riesgo de la seguridad: Muchos han sido los avances en seguridad informática, industrial, documental, etc. Si tenemos un poco de cuidado podemos ser capaces de tener todos nuestros datos seguros, lo estrictamente necesario, y sin dejarnos un dineral en ello.

Trabajar desde casa: Si crees que todo lo que necesitas puedes tenerlo igual desde casa, siendo más productivo, atendiendo a tus clientes igual y además haciendo que tus empleados no pierdan tiempo en ir a trabajar, ganando en calidad de vida, lo mejor que puedes hacer es no tener oficina física.

Las ferias no siempre funcionan: Las ferias comerciales siempre representan una gran inversión, independientemente del sector al que nos dediquemos. Es importante estudiar muy mucho, si nos sigue mereciendo la pena asistir a ellas o, por el contrario, invertir ese mismo dinero en una mejor dinamización de nuestra red comercial.

Por últimos recuerda que si tienes un poco de capital, los productos financieros, en sus diferentes modalidades, son un medio para tener una reserva y así no estar pidiendo prestado ante una crisis y ayuda a planificar las inversiones para alcanzar la estabilidad financiera que todo inversor necesita.

Adriana Maass

Deja un comentario