Cuando un cliente cree siempre tener la razón

Como en las etapas del enamoramiento entre las parejas, cortejar al cliente siempre representa una labor de convencimiento respecto a que nuestro producto o servicio es el mejor,  obvio para después venderle constantemente,  ¿pero qué sucede si el  comprador se convierte en un exigente cliente que quiere más por el mismo precio? A continuación te compartimos algunos puntos que te orienten a evitar incomodidades y desgaste.

Sabemos que es complicado retener un cliente en estos tiempos, pero cuando éste se convierte más en una pesadilla que en un fuente de ingresos constantes, cabe la reflexión sobre qué estamos orientando mal en el negocio.

De acuerdo con los expertos como Alicia Arias Coello, catedrática de la Universidad Complutense  respecto a la calidad en el servicio,  considera las siguientes reflexiones:

1.- Un cliente siempre cree tener la razón cuando desde un inicio no se especificaron las reglas con las cuales se trabajaría, por ello es importante generar un contrato.

2.-  Un cliente siempre cree tener la razón cuando desde la primera ocasión te exigió más de lo contratado y no le pusiste un alto con argumentos sólidos.

3.- Un cliente siempre cree tener la razón cuando siempre le dices que sí  a todo. En palabras más  o menos ya te “amolaste” porque sabe que le sirves las 24 horas del día.

4.- Un cliente siempre cree tener la razón cuando le vendiste ilusiones y no  cumples. Un vendedor siempre obedecerá a su misión lo cual implica prometer más allá de lo posible por vender, revisa siempre los prospectos a clientes y la orden de compra, dentro de lo posible habla con los clientes; sí tu eres quien  vende o  tus productos y servicios, pon los pies en la tierra  y conviértete en un asesor con la capacidad de decir que no cuando exigen más de lo debido.

Recomendaciones

1.- Genera un contrato de servicios con tu cliente, en el cual se especifique a detalle los productos o servicios que como proveedor brindarás, además de los  tiempos de entrega, lugar, cantidades, etc. Pero además los pagos a los cuales el cliente se compromete contigo.

2.- Crea una política de atención a clientes, respecto a devoluciones de productos, manejo de quejas y como deben administrarse.

Fernando Heredia

Deja un comentario