Mascotas reducen estrés laboral

Lidiar con el estrés en el trabajo es uno de los más grandes retos que tienen los empleados, empleadores y departamentos de recursos humanos.

El estrés laboral, es capaz de causar en los trabajadores muchas consecuencias que quizá en los individuos nunca se habían presentado, hasta que entraron al mercado laboral y éste comenzó a exigir más y más recursos causando un desequilibrio.

International Journal of Workplace Health Management publicó el año pasado que la presencia de mascotas en el trabajo contribuye a reducir el estrés laboral de sus dueños y ayuda a los demás empleados a realizar, de mejor manera, las actividades durante su jornada laboral.

El alivio al estrés y la mejora en la comunicación que generan las mascotas también se da en los puestos de trabajo. Su presencia puede ser una intervención de bajo costo para generar bienestar e incrementar la satisfacción de los empleados″, afirma Randolph Barker, psicólogo a cargo del estudio publicado en la revista International Journal of Workplace Health Management.

Uno de los beneficios de llevar a su mascota (de manera específica a perros) a los centros de trabajo, es que se convierten en una eficaz barrera contra el estrés. Los investigadores llevaron a cabo este estudio a lo largo de una semana, analizando el comportamiento de 76 trabajadores voluntarios divididos en tres grupos: aquellos que llevan a su perro al lugar de trabajo, los que tienen un animal pero lo dejan en casa, y los que no tienen animales domésticos.

Este fue el primer estudio centrado en la relación entre canes y el lugar de trabajo, ya que anteriormente se habían demostrado los beneficios de esta relación en hospitales y casas de retiro.

En compañía de su mascota, los empleados se mostraban mucho más satisfechos de su vida laboral. Asimismo, se registraron mayores niveles interacción y productividad en las empresas debido a la presencia de las mascotas.

Por mucho tiempo los perros han sido utilizados por su valor terapéutico en asilos, albergues, funerarias y zonas de desastre. Y en Estados Unidos son permitidos en la corte para ayudar a calmar a los testigos que dan un testimonio potencialmente traumatizante.

Podría haber una explicación química para este efecto. Los investigadores han descubierto que esa interacción entre los perros y sus dueños, incluso si sólo es el intercambio de miradas, puede incrementar los niveles de oxitocina, la hormona “para sentirte bien” que se cree, es la responsable de la unión entre las madres lactantes y sus bebés.

Aunque pueden parecer reservados a empresas pequeñas con logística manejable, los perros también son bienvenidos en algunas empresas grandes, incluyendo Google (una auto declarada “empresa de perros”) y Amazon (donde las políticas de la empresa requieren que estén atados con una correa).

Redacción Pymempresario

Deja un comentario