Oficina en el coche

Se estima que los traslados en promedio de 10 kilómetros de un punto a otro en hora pico se realizan en casi una hora, siempre y cuando no haya marchas o cierres viales, porque cualquier avenida se convierte en un gran estacionamiento, por ello te compartimos algunas tecnologías y estrategias para sacarles  provecho en tiempos de tráfico.

Para comenzar tomemos en consideración que hoy los negocios se basan en la comunicación, motivo por el cual se requieren las herramientas tecnológicas para generar las condiciones propicias como en la oficina física, pero siempre trayendo contigo los datos necesarios para decidir adecuadamente.

Estrategias previas a laborar de forma móvil

1.- Respira profundo y no te guías por el estrés o ansiedad de cumplir.

2.-Elabora un calendario de actividades con horario y fechas, por lo menos escribe los pendientes.

3.-Termina una actividad y comienzas una nueva, no dos o tres a la misma vez, el multitasking es un mito en su efectividad, toma en consideración que vas en un choche, de preferencia no manejando.

Herramientas

1.-Teléfono inteligente conectado a internet con reconocimiento de voz y manos libres, para realizar todas las actividades necesarias pero sin soltar el volante.

2.-Laptop o Tableta, cuando la navegación o visibilidad es poco precisa se requiere un dispositivo más efectivo.

3.-GPS o Google Earth, para orientar tu conducción y conocer la situación del tráfico, además de la aplicación  Waze, de a litro y urban360.

Contra indicaciones sobre oficina en el coche

1.-Tener coche,  manejar y conocer el reglamento, por obvias razones.

2.-Multas, el artículo 6 del reglamento de tránsito en el D.F.,  prohíbe a los conductores utilizar teléfonos celulares o audífonos mientras se conduzca, la pena actual es de  Cinco días de salario mínimo (311.65 pesos).

Según estadísticas de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, hablar por celular u otros aparatos electrónicos de comunicación al conducir es la tercera causa que provoca los percances de tránsito, después de conducir a exceso de velocidad y bajo estado etílico.

Fernando Heredia

Deja un comentario