Todos con las mismas oportunidades

La búsqueda de la igualdad de género es un elemento central de una visión global de la sostenibilidad, promovida por la ONU, en la cual cada miembro de la sociedad respeta a los demás y desempeña un papel que le permite aprovechar su potencial al máximo.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) la participación total y equitativa de las mujeres es vital para asegurar un futuro sostenible porque:

Los roles de género son creados por la sociedad y se aprenden de una generación a otra

Los roles de género son constructos sociales y se pueden cambiar para alcanzar la igualdad y la equidad entre las mujeres y los hombres

Empoderar a las mujeres es una herramienta indispensable para avanzar en el desarrollo y reducir la pobreza

Para garantizar que estas políticas globales se pongan en práctica en todos los ámbitos se creó el GEM (por sus siglas en ingles) es el Modelo de Equidad de Género desarrollado por el Banco Mundial, el cual busca aplicar una serie de buenas prácticas para garantizar las mismas oportunidades de acceso a y éxito en el mercado laboral a hombres y mujeres.

El modelo puede ser adoptado tanto por empresas del sector privado como por dependencias de gobierno, su adopción implica el establecimiento de una alianza público-privada, en la que el gobierno apoya a las empresas y organizaciones participantes con capacitación y asistencia técnica para la adopción del GEM y la empresa se compromete a adoptar cambios específicos con base en los lineamientos del modelo.

De acuerdo con la experiencia del Banco Mundial en diversos países, el GEM debe incluir acciones que promuevan la equidad en cuatro áreas clave:

1.- Selección y contratación de personal

2.- Desarrollo de carrera incluyendo capacitación y ascensos

3.- Equilibrio familiar-laboral (y equidad en beneficios)

4.- Prevención de acoso sexual.

Una quinta área fue recientemente incluida basados en la experiencia de Argentina; se trata de la promoción de imágenes públicas no sexistas –vía campañas publicitarias de sus productos, etc.

Cada país puede adaptar las mejores prácticas en estas áreas con base en sus prioridades y cultura empresarial.

Si quieres saber si en tu empresa existe equidad de género puedes contestar las siguientes preguntas que desarrollo el Banco Mundial:

¿Existe una política de equidad de género en su empresa?

¿Existe un compromiso en contra de la discriminación?

¿Se difunde este compromiso en los anuncios de vacantes? ¿Estos anuncios son neutrales en términos de género?

¿Se solicita foto en las hojas de vida de los que aplican?

¿Tienen alguna estrategia para promover el acceso de mujeres a puestos tradicionalmente asumidos por hombres?

¿Se respetan los derechos de maternidad?

¿Las instalaciones son adecuadas para las diferentes necesidades de hombres y mujeres?

¿Los criterios para capacitación y entrenamiento son transparentes?

¿Cómo maneja la firma los casos de abuso sexual?

¿Provee la firma algún apoyo para el cuidado de los niños, como guardería?

Las respuestas que des te pueden guiar con respecto a los lineamientos que necesitas reforzar o cambiar para poder tener un ambiente de equidad de género en tu empresa.

El éxito del GEM sugiere que las nuevas tecnologías de la información tienen el gran potencial de reducir los costos de implementación y/o escalamiento.

Adriana Maass

Deja un comentario