Creatividad basada en lo existente

Históricamente se ha hablado que la creatividad es pensar fuera de lo normal o estándar, hoy en día estudios demuestran que somos más creativos cuando resolvemos problemas usando solamente aquello con lo que contamos.

En las escuelas de negocios existe un juego que se llama “Juego de restricciones” que dirige a los participantes a resolver y colaborar con las personas del equipo  solo con el material o recursos con los que se cuenta.

Se ha investigado que nuestro cerebro funciona mejor al contar con elementos conocidos, que permitan sentirse cómodo ante las posibilidades, así es que en las empresas estamos continuamente tratando de innovar o mejorar, pero la incertidumbre solo nos lleva a ideas inconexas de la realidad, por eso pensar con lo que se tiene es una opción menos costosa en tiempo y esfuerzo siendo más efectiva.

Dentro de esta solución de ideas, se debe trabajar pensando en encontrar la solución a la situación específica, en el menor tiempo posible y sin desperdicio, es así que hay un inventario de técnicas para resolver dichas situaciones, las cuales exploraremos a continuación.

Aplicando algunas operaciones de la matemática booleana se llega a diversos pero efectivos resultados.

1.- Substracción. Al eliminar los elementos esenciales del proceso u objeto de análisis, podemos ver más claramente dichos elementos y sus relaciones con el todo del objeto. Una bicicleta sin ruedas no sirve para moverse, pero una bicicleta fija es un objeto utilizado para ejercitarse, esto da nuevas perspectivas al objeto de estudio.

2.- Unión. Al sumar en un solo elemento tareas o funciones sin relación, logramos simplifica el objeto de estudio, un botón puede servir para dos o más tareas o funciones, como ejemplo en los reproductores de video, se unen funciones como reproducir y pausar en una sola tecla, así mismo en los teclados de computadora, algunas teclas suman hasta tres funciones, evitando espacio y multiplicando funcionalidad.

3.- Multiplicación. Tomar un elemento del objeto y modificar su uso o función, sumarlo al original resuelve y desarrolla posibilidades, una motocicleta de calle no funciona igual que una para campo, una cuatrimoto, en el terreno agreste o difícil, resulta mucho más efectiva dada su estabilidad y resistencia a diferencia de la original.

4.- División. Separar los componentes del objeto y reorganizarlos. Los motores de combustión se han modificado continuamente por la necesidad de eficiencia y eficacia, llevando a una serie de infinitas posibilidades, motores en “V” en “W”, inclinado, vertical, rotativos; siempre dentro del marco de un dispositivo que genere energía para aplicarla al movimiento.

5.- Correlación. Efectuar ajustes del objeto con respecto a su entorno o contexto. Históricamente el diseño automotriz ha sido una larga alteración de elementos y su organización, los tableros que históricamente han estado frente al conductor, se han empezado a posicionar en el centro del tablero, sin que hayan afectado negativamente el uso o función del mismo en esencia y si permitiendo un ángulo de visión diferente.

Esta estructura de pensamiento y las técnicas mencionadas, son una solución al alcance de todos, ya que funciona con base en nuestro conocimiento previo y elimina el factor de incertidumbre, es útil  para los creativos ya desarrollados, pero para el común de los humanos, la estabilidad es trascendental; cuestión de aplicar.

Mtro. Felipe Augusto Torres Rodríguez.

Consultor en Estrategia y Alta Dirección

felipeaugustot@gmail.com

@PhillipeTours

También podría interesarte

Tres consideraciones para innovar en tu empresa

Deja un comentario