Procedimiento para importar mercancías

Cuando tu negocio requiere de algún insumo extranjero debes seguir una serie de procesos para garantizar no sólo que respetarás la ley para no tener ningún tipo de problema, sino que lo harás en las mejores condiciones para beneficiar a tu empresa.

De acuerdo con el portal de aduanas mexicano el procedimiento para importar se resume en:

Estar inscrito en el Registro Federal de Contribuyentes y encontrarse al corriente en la situación fiscal.

– Contar con Firma Electrónica Avanzada.

– Contratar los servicios de un agente o apoderado aduanal.

– Inscribirse en el padrón de importadores.

Realizar el encargo conferido al agente aduanal.

Cumplir con el pago de las contribuciones y aprovechamientos aplicables, así como los gastos de almacenaje, carga, descarga y transportación de la mercancía.

– Cumplir con las regulaciones y restricciones no arancelarias que en su caso esté sujeta la mercancía (avisos, normas oficiales mexicanas, permisos, etc.)

Para poder importar es necesario tener un pedimento de importación, documento que comprueba la legal estancia de las mercancías en México, este debe ser tramitado por el agente o apoderado aduanal y debe conservarse y mostrarse cuando se transportan los bienes.

El documento especifica el régimen aduanero al que se pretendan destinar las mercancías; datos para la determinación y pago de los impuestos; información que comprueba el cumplimiento de las regulaciones y restricciones no arancelarias, así como el origen de la mercancía y el peso o volumen; código de barras, número confidencial o firma electrónica que determinen el despacho por el agente aduanal.

Debe adjuntarse al pedimento la factura comercial que ampare la mercancía que se pretenda importar donde se especifique lugar y fecha de expedición; nombre y domicilio del destinatario de la mercancía; descripción comercial detallada; nombre y domicilio del vendedor.

Es importante destacar que la falta de alguno de los datos o requisitos así como las enmendaduras o anotaciones deberán ser suplidos por declaración, bajo protesta de decir verdad, del importador, agente o apoderado aduanal, en la propia factura cuando exista espacio para ello o mediante escrito libre y presentarse en cualquier momento ante la autoridad aduanera.

Se encuentran exentas de pago de impuestos equipajes de pasajeros en viajes internacionales; menajes de casa de inmigrantes, repatriados o deportados; donaciones; material didáctico recibido por estudiantes inscritos en planteles del extranjero; piezas postales consideradas por los convenios internacionales como correspondencia; efectos  importados  por  vía  postal, cuyo valor en aduana por destinatario o consignatario, sea igual o menor al equivalente en moneda nacional o extranjera a 300 dólares; ataúdes y urnas que contengan cadáveres o sus restos;  vehículos especiales o adaptados y mercancías que importen las personas con discapacidad que sean para su uso personal; maquinaria y equipo obsoleto que tenga una antigüedad mínima de tres años, así como desperdicios.

Ariadna Cruz

También podría interesarte

Créditos preferenciales para PyMEs exportadoras e importadoras

 

Deja un comentario